El Gobierno está obligado a frenar "mercantilismo" en la educación, incluido los libros

María Teresa Cabrera

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Educación está obligado a controlar los recurrentes aumentos tarifarios de los colegios privados, así como mantener la supervisión de toda la “dinámica mercantilista” que estos centros imponen sobre los útiles y libros escolares.

A propósito del inicio este lunes 17 de agosto del año escolar 2015-16, María Teresa Cabrera, expresidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), ha planteado que el tema de la tarifa sale a relucir todos los años, haciéndose evidente “la falta de voluntad de parte de las autoridades para actuar, hacer cumplir las normas y asumir que la educación no es una mercancía, sino un derecho que el Estado tiene que garantizar a toda la sociedad”.

Refirió al Pacto por la Reforma Educativa, el cual según dijo, contempla asumir el compromiso de una política pública editorial que vele por el contenido, publicación, mecanismos de distribución y comercialización de los textos.

La maestra tiene una valoración negativa respecto del mercado en torno a los libros de texto, señalando que el cambio de éstos todos los años tiene el único objetivo de resulte obligatorio adquirirlos nuevos aunque los utilizados por el niño en el período lectivo anterior estén adecuados para ser usados por otros estudiantes.

“Esto ocurre porque las autoridades adoptan una postura de dejar hacer y dejar pasar. Hay que actuar para corregir problemas que afectan a la gente. Nadie puede explicar por qué  hay que comprar un libro que no te altera nada del contenido, solo te cambia la portada y la fecha”, comentó Cabrera al ser entrevistada por el periodista Julio Martínez Pozo, en el programa Toque Final, por Antena Latina, canal 7.

Conforme con su visión sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje, sería importante la aplicación de una política de “diversidad textual”, por considerar que sería más rica la actividad educativa si cada estudiante consulta libros de autores distintos sobre un mismo tema, “porque  eso permite una discusión riquísima de aprendizaje”.

De acuerdo con una nota elaborada por el referido programa, Cabrera, quien también es vicepresidenta del partido Frente Amplio, indicó que el principal problema es que “nadie frena a todos los que están envueltos en el gran negocio cada vez que inicia el año escolar”.

“No son solo los dueños de los colegios, porque éstos sólo tienen que ver con el tema de las tarifas, en el mundo del negocio de la distribución y la comercialización de los libros de textos escolares entran otros actores ante la mirada indiferente de las autoridades”, insistió.

Refirió al Pacto por la Reforma Educativa, el cual según dijo, contempla asumir el compromiso de una política pública editorial que vele por el contenido, publicación, mecanismos de distribución y comercialización de los textos.

En otro aspecto de sus declaraciones, Cabrera consideró que una de las cosas que debería superarse este año escolar es que no se inicie con escuelas necesitando desde dos hasta quince profesores, como habría ocurrido en otras ocasiones.

A su entender, el Ministerio de Educación podría evitar que esto ocurra, porque cuenta con una amplia lista de profesores que han participado en los concursos de oposición. 

Sobre la capacitación del personal docente, Cabrera consideró necesario “ponerle un horizonte”, porque conforme con su visión, no es suficiente con hacer cursos y diplomados, “sino saber hacia dónde apunta la formación, que tan referenciada está y que tanto atiende las realidades de los contextos socioculturales en donde están inmersos los docentes”.

“No es lo mismo una escuela en Gazcue, que una de Capotillo... las necesidades formativas son distintas. La política de formación docente tiene que atender a eso. Hay que saber seleccionar el personal que acompaña pedagógicamente a los maestros, los técnicos”, afirmó.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.