Estudiarán microzonificación y la vulnerabilidad física de la ciudad

Myriam Belbeaux

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- En zonas de alta actividad sísmica la amenaza es inevitable, pero el riesgo  se puede reducir y el desastre, evitarse.

Sobre esta premisa se concibe el proyecto “Estudio de la amenaza sísmica y vulnerabilidad sísmica del Gran Santo Domingo”, que pretende ayudar a reducir el peligro que representan los terremotos y tsunamis para la ciudad.

La iniciativa, financiada  por la Unión Europea y ejecutada por el Servicio Geológico Nacional, con el acompañamiento del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), contempla realizar estudios de microzonificación sísmica para el Gran Santo Domingo y parte de la provincia San Cristóbal.

La tarea es relevante porque implica la obtención de información que ayudará a disminuir los niveles de exposición al peligro y hacer una gestión proactiva del riesgo.

Se trata del primer levantamiento de este tipo  en ambas demarcaciones. El ingeniero Santiago Muñoz, director del Servicio Geológico Nacional, explica que esto permitirá  identificar en cuáles zonas se debe construir determinado tipo de estructuras y definir niveles de riesgo con mayor exactitud.

El experto destaca que la iniciativa cobra una particular importancia por las características geológicas de la isla, que cuenta con 12 terrenos tectónicos separados por fallas.

Antes se han hecho levantamientos similares en Santiago de los Caballeros y Puerto Príncipe.

Además, el proyecto incluye hacer una evaluación de la vulnerabilidad física de del Distrito Nacional, a partir del estudio del nivel cualitativo de 23 edificios que los investigadores consideran “especiales” por la  “importancia que tienen para la gobernabilidad del país”. 

La tarea es relevante porque implica la obtención de información que ayudará a disminuir los niveles de exposición al peligro y hacer una gestión proactiva del riesgo, que  según Myriam Belvaux, una especialista que participa en el proyecto en representación del Bureau de Recherches Géologiques et Minieres (BGRM), de Francia, es lo que explica que en dos ciudades distintas ocurra un sismo de intensidad similar con consecuencias muy distintas.

Para los dos levantamientos, el proyecto dispone del apoyo técnico del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), el Bureau de Recherches Géologiques et Minieres (BGRM) de Francia y el Consiglio Nazionale delle Richerche (CNR-IRAT), de Italia. Las dos primeras instituciones estarán a cargo de levantar la información para la construcción del mapa de microzonificación y, la última, tendrá a su cargo la responsabilidad de evaluar la “vulnerabilidad física” en las zonas estudiadas.

En general, se considera que Santo Domingo tiene un nivel de riesgo preocupante en caso de terremoto. Un estudio del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo sobre el tema encontró que la Zona Colonial tiene una categoría de “riesgo alto” y 34 barrios de la capital  tienen “riesgo medio alto”. Esto significa que, además de los daños a las infraestructuras, se corre el peligro de que muchas personas fallezcan o resulten heridas.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.
<