Vejez - Periódico Digital Dominicano - 7días.com.do

Sin temor... ni favor


Vejez

Hace unas semanas mi mujer sacó una máquina de coser que por años reposó en un rincón del closet.  Me pidió que si podía arreglársela.

Cuando encontré tiempo y disposición la conecté y traté de que se moviera.  Estaba artrítica, anquilosada, apenas daba algunas vueltas y el motor amenazaba con quemarse.

Tuve que destaparla por todas partes y con aceite 3 en 1 y algún afloja todo, tratar de que sus coyunturas se volvieran a mover agiles otra vez, pues resulta que cuando las cosas dejan de usarse, se acostumbran y se van oxidando.

Logre al cabo de unos días devolverle la agilidad perdida y hacer que su ronroneo de felicidad volviera a sentirse, con todas sus vibraciones que la hacían, como a todas las cosas muy felices.  Acuérdense que las cosas también tienen alma.

Esto pasa igual con las personas.  Ahora que soy viejo y me junto con viejos, veo como todos hemos perdido nuestro sentir vital.  Son personas profesionistas, que tuvieron éxito en la vida, y que hoy cada vez más lucimos como trastes viejos dominados por la dejadez, el abandono, la inutilidad, el miedo en que hemos caído, todas manifestaciones y características de lo que se llama depresión, como alguien la definiera, la enfermedad de las mil caras.

Algunos lucimos doblados, lentos, llenos de dolores, habituales en consultorios, donde servimos ya como alimento a depredadores.

Le entregué la maquina cosedora a mi mujer como nueva.  Hasta la enceré con cera de carro para quitarle los óxidos que ya iban atacando la pintura, como si fuesen las arrugas en nuestros rostros que no encontramos como esconder.

En mi caso personal, desde siempre no me resigno a abandonar vivo la vida, me incluyo porque soy el segundo más viejos del grupo de caminantes, donde tratamos de ejercitarnos para ver si eso retrasa el reloj de la vida.  Veo lo menos posible la TV, y me paso quizás demasiadas horas aprendiendo y también olvidando, pero siempre insistiendo. 

La computadora e internet son unos descubrimientos maravillosos.  Hoy no aprende el que no ve, no quiere o está cansado y abandonado a su suerte.  Me esfuerzo en aprender cosas, la meta es aprender algo cada día, en arreglar otras como siempre, en tratar de servir a otros, en dar terapias de salud, cosa que cada día sigo aprendiendo en cursos y en internet, buscando ayudar a otros a vivir felices y sin dolores y grandes enfermedades, hasta el día previsto que ninguno conocemos y quizás nadie cambia.

Creo que ha sido lo mejor que he hecho en mi tiempo de jubilado, pues me siento bien, no tomo más que una aspirina al día, no sufro de nada, y todo lo que quiere darme yo mismo me lo curo y trato también de curárselo a mi familia, pues como tantas veces he dicho y aprendido, las enfermedades son avisos que nuestro cerebro manda para notificarnos que algo anda mal en nuestro mundo emocional y que debemos atender.

Creo que la medicina está cambiando muy rápidamente, y que en pocos años nada será como hoy lo concebimos.  La biodescodificación emocional y muchas otras prácticas de las que he hablado y aprendo, y muchas de estas técnicas, muy simples se las puede aplicar uno mismo, se les puede auto ejecutar, harán que la salud de las personas dé ese vuelco tan necesario a nuestro bienestar y nuestra paz mental, y que vivamos cada día como parte de nuestro tiempo.

 

luis@arthur.net * www.luis.Arthur.net * www.luisharthur.blogspot.com *11/II/2018

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Vive a horcajadas entre Santo Domingo y Monterrey. Ingeniero electricista del Instituto Tecnológico y Estudios Superiores de esta última ciudad, es un apasionado de la genealogía, tema sobre el cual ha hecho varias investigaciones al alimón. Bloguero y articulista de medios escritos y digitales, se interesa ahora por la medicina alternativa y el biomagnestismo.