Casa2

Espacio para compartir temas que nos ayuden en la relación de pareja. Abordamos de manera refrescante informaciones de interés para los novios, los que están preparando su boda y los ya casados. Queremos ser una gran comunidad que cree en el amor y en el matrimonio.

Caminar juntos en una misma dirección

Los seres humanos somos interesantes, entes individuales con elementos que nos hacen únicos e irrepetibles. Pero esa individualidad, aunque parezca absurdo, está incompleta si no estamos acompañados de otros, que realicen aportes a nuestra vida con sus “elementos propios”.

Podemos hacer un símil con el cuerpo humano, el cual es un solo cuerpo formado por muchas partes. Cada una tiene su función y trabaja de manera autónoma, pero deja de funcionar adecuadamente si una de ellas falla. Así es la pareja, los dos son uno, sin dejar de ser seres independientes.

Aquí radica la riqueza de una relación de pareja: ser capaces de impactar la vida del otro con nuestro propio yo. Sé que se escucha ilusorio y hasta un poco poético pero es la realidad. Hemos sido creados para vivir con otra persona sin dejar de lado nuestra propia esencia.

Cuando se toma la decisión de unir nuestra vida a la de otro, tenemos el gran desafío de estar en la misma página, pero cada uno con su propia definición. ¿Cómo podemos estar en la misma sintonía sin despojarnos de lo que somos? La respuesta es más sencilla de lo que crees: estableciendo de manera conjunta a dónde se quiere llegar, definiendo el camino por el que se va a transitar y el cómo se va a hacer; en palabras llanas: “trazando objetivos comunes”.

Llegamos a una relación de pareja con nuestras individualidades pero es importante definir objetivos comunes, caminar juntos en una misma dirección.

Una de la causas principales por lo que los matrimonios se separan es porque creen que la relación de pareja es una competencia del que tire de la soga más fuerte y haga caer a su contrincante, no sabiendo que logran más si ambos ejercen sus fuerzas hacia la misma dirección.

El amor es más que pasión e intimidad, va más allá. Es proyectarse, mirar juntos hacia el futuro y acompañarse mutuamente.

Aquí el gran reto que les proponemos inicien cuando terminen de leer este artículo: construir un proyecto de vida en común. Esto supone establecer un compromiso entre ustedes para definir la brújula que marcara el rumbo; este compromiso asumido será la fuerza que les impulse cada día a luchar para que se cumpla y será el que mantendrá el amor, la pasión y el deseo por bailar siempre al ritmo de la misma música.

¿Cómo logramos estar en la misma página?

Conociendo las metas individuales de cada uno y a partir de ellas establecer las metas de pareja. Si no conocemos que quiere nuestra pareja, es imposible conectar de manera real con ella. Es vital establecer códigos comunes en la vivencia de los valores. Es imposible hablar el mismo lenguaje cuando lo que es importante para uno, para el otro no lo es. Abordar temas transcendentales para la relación y llegar a acuerdos comunes de cómo van a manejarlo: las finanzas, los hijos, la familia, los amigos, el uso del tiempo. El estar en desacuerdo en algunos de estos puntos son un golpe bajo para la relación. Sus metas y propósitos deben girar en torno a mantener vivo el amor. Si aquello que han planificado les estresa y les cambia el rumbo del destino final que es estar unidos, no es el adecuado. Hay que evaluar y replantear. Planificar actividades juntos. Una condición esencial para mantener la conexión de la pareja es compartir pasatiempos que ambos disfruten: hace ejercicios, leer, nadar, ver películas, cocinar, entre otras. Propiciar el contacto físico.  Todo lo que hemos conversado aquí no tiene sentido si no existe en la pareja la necesidad de estar juntos.  El proyecto en común y todo lo que se defina para llegar al destino deseado debe tener como eje central el estar juntos físicamente.  El tacto en una relación de pareja es imprescindible. Reír. Uno de los artículos de la pasada edición de “Saber Vivir” mostraba lo importante que es para la relación la risa. El humor nos pone en sintonía cuando nos estamos desconectando. Un chiste en un momento de tensión hace la diferencia. No se olviden de reír, de ser felices. Aunque suene paradójico, para poder estar en la misma página no debemos nunca dejar de lado la vida personal por estar en pareja y respetar de igual manera la vida personal de la pareja.

 

Lograr una relación de pareja  duradera y feliz es un reto. Pero a pesar de los desacuerdos que puedan aparecer, el unir las fortalezas de cada uno y caminar juntos en una misma dirección, acrecienta la capacidad de lidiar con los desafíos que la vida pueda presentar.

Cuando se suman las fortalezas de cada miembro, la pareja es capaz de luchar con los retos que les presente la vida y de recibir bendiciones incontables. @programacasa2

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.