Sin temor... ni favor


Cándida Albicans II

Los hongos, de los que existen multitud de familias y muchos nos son tan útiles que nos permiten hacer cerveza, tepache, alcohol, pan y todo lo fermentado, tienen un propósito en la creación, reciclar toda la materia muerta, para que no vivamos en un basurero.  Desgraciadamente su trabajo ha sido superado por los desperdicios humanos y ellos casi no pueden con la gran contaminación.

La familia de los hongos Cándida, de los que les hablé la semana pasada, es una de ellas. Y todo humano lo trae pues es uno de los patógenos que como tantos otros millones nos ayudan a estar vivos, y este específicamente limpia el sistema digestivo.

Existe en el orden de un 10% de la Flora Intestinal, y se dice que tiene el propósito de reciclar los alimentos que pasen al intestino sin haberse digerido en su totalidad, para evitar que fermenten y se nos inflame el vientre y nos llenemos de gases.

Se dice que con el uso alegre que le damos a los antibióticos (anti vida, venenos) que tomamos buscando eliminar los supuestos patógenos que nos enferman, se elimina la mayoría de la Flora Intestinal y del Sistema Inmunológico, guardia de nuestro cuerpo, y como para los hongos este medicamento no es veneno, su porcentaje sube y se desborda hacia los demás órganos del cuerpo, colonizándolos y enfermándolos sin que el debilitado sistema inmunológico lo detenga, dado que es además muy activo y maligno, y produce 79 toxinas que enferman y dan igual número de problemas y síntomas, que son muy difíciles de diagnosticar, pues simulan otras posibles causas.

Actualmente este hongo se ha mantenido medio ignorado por lo difícil y caro de diagnosticar,

Se ha convertido en casi una plaga. Y fuera de su ambiente natural donde es digamos que indispensable, ataca el diafragma que nos permite respirar, el estómago, hígado, páncreas, los túbulos de los riñones, empezando por el izquierdo, la vagina en las mujeres, la piel, la boca y ayuda a la gordura y a que las dietas no funcionen.  Ya habíamos dicho que la cepa más común es la Cándida Albicans, llamada así por blanca, y tanto en la boca como en la vagina produce una tela de filamentos blancos, molestias, dolores y mal olor y aliento y es la responsable de las llagas de la boca llamados aftas.  El gran problema es que la medicina no le da la atención que debería y que los medicamentos existentes son generalmente inoperantes pues este hongo tiene una capacidad de mutar rápidamente y se dice que al hacerlo usa el medicamento fungicida, como alimento para seguir creciendo y desarrollándose.  Algo extraordinario y muy malo.

Varios médicos investigadores ignorados, han dicho que el famoso cáncer, que económicamente es tan rentable y luce que no se le quiere encontrar cura, todos son blancos, pues son formados por este hongo, que se desarrolla como todos ellos en medio ácido, no alcalino, y por eso lo combaten simplemente con Bicarbonato de Sodio, algo que se viene usando desde la antigüedad.  El hongo Cándida no puede atacarlo, ni mutar contra este producto alcalino, en cuyo medio muere.

También se usan otros fungicidas simples pero efectivos que posiblemente ningún médico le va a recetar: Clavo dulce de cocina, machacado, y tomado con agua 3 veces al día después de cada comida, aunque si se toma directo solo adormece un poco la lengua por lo fuerte que es.  No debe calentarse ni hacerse té pues ya no ayudaría, como si se hace con la Canela, que es otro fungicida muy bueno.  También el aceite de coco exprimido en frío.

Yo uso las terapias de Bioenergía y Biomagnetismo para erradicarla, con la primera en segundos y con imanes en unos 20 minutos, pero hay que saber los varios puntos del cuerpo afectados, para ponerlos allí, que en cada persona pueden ser diferentes.  Para mi encontrar esto en la bibliografía médica ha sido algo extraordinario, pues me ha eliminado una acidez crónica que me venía afectando desde hace más de un año.

Claro debe eliminarse grasas, lácteos, azucares y carbohidratos simples que son su alimento para que no resurja.  Si no cambiamos de hábitos, volveremos a lo mismo aunque logremos eliminarla.  También hay que hacer uso más responsable de los antibióticos que se toman para todo.

Monterrey, Méx.* luis@arthur.net * www.luisharthur.blogspot.com *29/X/2017

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Vive a horcajadas entre Santo Domingo y Monterrey. Ingeniero electricista del Instituto Tecnológico y Estudios Superiores de esta última ciudad, es un apasionado de la genealogía, tema sobre el cual ha hecho varias investigaciones al alimón. Bloguero y articulista de medios escritos y digitales, se interesa ahora por la medicina alternativa y el biomagnestismo.