Palabras Libres

Este es un espacio catártico. (Es que hay palabras que luchan por salir; que son tercas, empecinadas, que si no son dichas mueren por la tristeza de no haber dicho lo que tenían que decir).

Felucho quiso limitar a Margarita y con ella a todas nosotras a la cocina

“Margarita sólo  toma decisiones de lo que van a cocinar en su casa”. Esta frase del miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) es  indudablemente desafortunada por varias razones:

1).- Felucho se expresa desde una mirada profundamente machista, esa que acentúa estereotipos de género, que limita a la mujer a tomar decisiones sólo al espacio de su hogar; que intenta reducir el ámbito de acción a una mujer política, a la Vicepresidenta a la cocina (pretendiendo que esta sea una labor sin importancia).

2).-Al mismo tiempo y paradójicamente, esa frase con la intención con que fue dicha, es un insulto a las mujeres pobres que sí tienen que decidir cada día qué pueden cocinar con un magro presupuesto: qué comprar para poder alimentar a su familia. Que no todo el mundo vive en el Polígono Central, que no todas las familias dominicanas tienen dinero de sobra para comer lo que le apetezca.  Según con cifras oficiales, en 2016, el 30,5 de dominicanas y dominicanos viven en la pobreza.

3).-En el ámbito político, esa frase no fue el mejor argumento para responder a la pregunta sobre el 70% de popularidad que, según la encuestadora Mark Penn, tiene la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, esposa del expresidente Leonel Fernández.

Con este tipo de declaraciones que acentúan roles de género, a que fortalecer en el imaginario que los hombres se dedican asuntos más relevantes que decidir qué se va a comer en la casa, Jiménez de ningún modo contribuye a la construcción de una sociedad moderna, justa y equitativa. Como político de larga data, debería tener otro tipo de discurso para que esas nuevas generaciones de políticos que le siguen lo imiten.

Pero no, tan recalcitrantes  y mezquinos son estos viejos políticos que son incapaces de aportar por lo menos desde un discurso libre de estereotipos.

No se puede minimizar de esa manera el trabajo de una mujer en casa. A través del nombre Margarita, el dirigente político denostó a millones de amas de casa, a miles de madres solteras, a cientos de abuelas que tienen que decidir qué se comerá hoy en  casa, lo que en  ocasiones no es tarea fácil: muchas veces no hay  dinero para comprar lo que se va o se quiere comer; o si hay alguna persona enferma que no puede comer lo que, por falta de dinero, es lo único que se puede comprar en la casa.

Podría parecer un chiste; algo banal pero en verdad, para muchas personas que viven en situación de pobreza u otras con situaciones muy particular en sus hogares, decidir que se va a cocinar, es un reto diario.

En el orden político, su respuesta, en general, fue mezquina y torpe. Mezquina porque no tuvo la honestidad y valentía de reconocer el aumento de la popularidad de la Vicepresidenta (de 14 puntos desde mayo 2016, de acuerdo con la encuestadora Mark Penn) y  lo que intentó fue minimizar la labor de Cedeño  con otra  frase que como respuesta en el contexto de la conversación que sostenía con el periodista, fue patética: “los vicepresidentes no toman decisiones”.

Torpe, porque causó justo lo contrario a las intenciones de Jiménez  que era minimizar el hecho de que la Vicepresidenta tiene niveles de popularidad más altos que los del propio presidente Danilo Medina. Las redes sociales y espacios en medios de comunicación tradicionales, así lo atestiguan.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.