Palabras Libres

Este es un espacio catártico. (Es que hay palabras que luchan por salir; que son tercas, empecinadas, que si no son dichas mueren por la tristeza de no haber dicho lo que tenían que decir).

Yimi Zapata, la UASD y la sociedad dominicana

Que el presidente de la agrupación de estudiantes más grandes del país esté preso por estafa, asociación de malhechores y falsificación no debe verse como un hecho aislado; hay que verlo dentro del contexto de República Dominicana, un país en donde cada día lo insólito cobra sentido, donde improbable es la certeza; donde lo absurdo se hace tan cotidiano que lleva a pensar que vivimos bajo una esplendorosa y descarada barbarie.

Un contexto del cual sólo menciono dos temas actuales:

1.-Caso Odebrecht; corrupción y pago de millones en sobornos. Nadie está preso.

2.-Otro caso ilustrador de cómo anda la sociedad dominicana es el de Pedro Alejandro Castillo (Quirinito)… que estaba preso, pero que murió (pero ahora se dice que no murió). Aquí se intuye una larga cadena de complicidades: desde médicos, hasta empelados del sistema judicial.

El país donde apresar al presidente de la asociación más grandes de estudiantes es el mismo donde el Ministerio Público archiva una acusación en contra del sacerdote Jhonny (Juan Manuel Mota de Jesús) mientras el Vaticano ordena un juicio. Allá, en Roma, lo condenaron y lo separaron de la Iglesia católica (los jueces y fiscales de aquí se lavaron las manos como Pilatos y peor: callaron).

¿Y se puede esperar que en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con más de 200,000 estudiantes (matriculados que no es lo mismo que en las aulas) y donde para desgracia nuestra, los partidos políticos son los que controlan el desempeño de una institución que debió ser solo académica, sea diferente? No.

Yimi Zapata fue candidato a la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED) por la alianza del Frente Estudiantil Socialista Democrático (FESD), que responde al Partido Revolucionario Moderno (PRM), la principal fuerza de oposición.

El pasado martes 3 de octubre la Fiscalía del Distrito Nacional informó que solicitaría medida de coerción en contra de Yimi Zapata junto a otras tres personas a quienes acusa de constituirse “en una asociación de malhechores” para estafar a jóvenes estudiantes de la UASD. De acuerdo con la imputación, “la red operaba bajo la trama de un viaje a un falso encuentro en la Conferencia de Modelo de las Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos”.

Desde antes de ser elegido, en la UASD se sabía de las “actividades” de Yimi Zapata (27 años, estudiante de Psicología). Y sin embargo, ganó las elecciones. Es por este joven enviado a prisión preventiva por el juez Alejandro Vargas que sus compañeros uasdianos lanzan piedras y obligan a suspender la docencia. Es por este y no por sus compañeros estafados (¡que viva el absurdo!) que se protesta en la UASD.

En abril de 2016, cuando Yimi ganó la presidencia de la FED –casi un mes después de la primera convocatoria a elecciones en donde un hombre resultó muerto en un incidente violento- se convirtió en el sucesor de Ambiorix Rosario García, quien, a su vez, al momento de juramentarse como presidente de la FED en 2011, ya tenía 20 años estudiando Medicina: había ingresado a la academia en 1991.

Pero quien ahora sustituye a Zapata en la presidencia de la FED es Rafelito Valenzuela. En las elecciones de abril del año pasado quedó en segundo lugar y fue el candidato de la Vanguardia Estudiantil Dominicana (VED), apéndice del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Estudia Arquitectura desde 2008 y en 2012 fue expulsado de la academia.

El rey midas convertía en oro todo lo que tocaba; en sentido figurado, le agregaba valor a las cosas. Por el contrario, cuando los partidos políticos dominicanos tocan algo lo convierten en todo, menos en algo de valor.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.