Con mis ojos

Mirada a una situación social por la construcción de ciudadanía, el desarrollo institucional y el bienestar general. Respeto extremo al derecho a la intimidad y el buen nombre de las personas. Huye a las rutinas opinativas, a los ruidos mediáticos. Rehúye al sensacionalismo. Consciente de que la asepsia ideológica no existe, promueve el disenso, la crítica constructiva, sin descalificaciones.

La maldición de Elpidio y el Irma

El 13 de septiembre de 1998, una depresión tropical se formó en las costas de África, y de inmediato, con su peligroso potencial, comenzó un largo periplo hacia el Caribe, facilitado por un súper aliado cálido en esta época: el océano Atlántico. Cuatro días después, el ciclón ya no era depresión tropical, sino el poderoso huracán George, categoría 4 (hasta 250 km/h, rozando la 5). Según la Cruz Roja Internacional, en sus 125 años de existencia al momento, ese era el fenómeno más catastrófico.   

Siete veces tocó tierra, y no fue nunca para prodigar caricias. La mañana del martes 22, sorprendió con toda su furia a República Dominicana, y luego siguió su ruta hacia Cuba y EE.UU.  Al menos 600 muertos (264 en RD), daños a la agropecuaria y las infraestructuras por cerca de 8 mil millones de dólares a la tasa de 2011, fue el saldo aproximado para las islas del Caribe, grandes y chiquitas.

http://cidbimena.desastres.hn/ri-hn/pdf/spa/doc12138/doc12138-contenido.pdf.

¿EXCESO DE CONFIANZA?

Un tsunami de críticas embistió al director nacional de la Defensa Civil, hoy diputado por el partido oficialista, Elpidio Báez. Tantas y tan fuertes que lo han taimado con más de un sambenito.

Lo han culpado de las graves consecuencias del fenómeno porque –han dicho-- se negó a abrir con antelación los refugios. Él entendía, según los críticos, que el fenómeno no entraría al país. “Hay que ver primero cuál rumbo tomaría”, había opinado en la víspera del nefasto 22 de septiembre, Báez.

Desde ese costoso error han pasado 19 años. Pero no han sido en vano, amén de subjetividades sobre el comportamiento del ejecutivo.

El Centro de Operaciones de Emergencia ha exhibido desde entonces una gran articulación de los organismos de socorro, y sus flujos de información han sido oportunos y precisos.  

El poderoso Irma, categoría 5 (285 km/h), los ha puesto a prueba en estos días. Los vientos del miércoles 6 y del jueves 7 de  septiembre de 2017, provocaron graves daños, pero no decesos, durante el recorrido paralelo a la costa nordeste y noroeste del país, más distante que como lo hizo en el litoral norte de Cuba, incluida La Habana, antes de subir hacia La Florida (10 fallecidos, graves daños a la agricultura y las edificaciones).

http://elcomercio.pe/mundo/desastres/huracan-irma-vivo-florida-miami-eeuu-caribe-noticia-454569.

Los ataques mediáticos, sin embargo, han llegado sin reparar en la conjunción de voluntades en aras de salvar vidas.

Flota una intensa corriente de opinión que atribuye al Gobierno la manipulación de la información, para aterrorizar a la gente y desviar la atención de los sobornos de Odebrecht y de Embraer, entre otros casos.

Y esa es una pifia grave. Desacreditar al COE, en especial a Meteorología, como parte de la eterna guerrita política del patio, deviene en una práctica perniciosa que, en el corto plazo, podría provocar decenas de muertos, heridos y desaparecidos, si la población escuchara tales “cantos de sirenas”. Víctimas que serán consignadas a los diseñadores y ejecutores de tan tenebrosa campaña antivida.

Cuba le lleva años-luz en prevención a RD; mas, con el peligrosísimo Irma acaba de pasar una triste experiencia: 10 fallecidos, la mayoría por no acatar las órdenes de la Defensa Civil local.  http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/09/11/nota-informativa-de-la-defensa-civil-sobre-fallecidos-ocasionados-por-impacto-del-huracan-irma/#.WbeKOciGPIU.

Y es que no basta con estar informado. El hombre es veleidoso, testarudo… Le encantan los desafíos. Hasta a la muerte misma, desafía. Cambiar hacia una cultura de prevención, implica voluntad, tiempo y cero distracción con politiquería barata. Así que agendarle como misión el descrédito de las instituciones destinadas a cuidarle, huele mucho a crimen contra él mismo, a irresponsabilidad social.

Busquen otro tema porque este no pega con el juego sucio de la política.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Periodista. Profesor en la Escuela de Comunicación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la que dirigió durante seis años y donde imparte docencia desde hace veinte años. También ha sido profesor en Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y en la Universidad Católica de Santo Domingo.