Sin temor... ni favor


Día del Padre

Hoy se celebra en Dominicana el día de los padres, y por añadidura el de los abuelos, aunque primero hayan sido padres.

Los padres son los responsables primarios de la salud financiera y armonía del hogar, donde la madre siempre es la reina, el remanso y la esperanza. 

Tienen el deber de ofertarle a su familia lo mejor que puedan darles y esforzarse por que sus hijos, que no les pidieron venir al mundo, tengan lo mejor, y nada más importante que una familia armónica, donde el amor florezca y retoñe, donde hayan principios, disciplina y enseñanzas, preparación para que los hijos no sean luego parásitos, sino entes de desarrollo y paz social.

Tienen que ser fuertes y saber disciplinar con amor y firmeza.  Aunque los hijos en ese momento lo vean mal, luego lo agradecerán.

Los abuelos consentimos y somos refugio, pero no educamos, sino que echamos a perder.

Un padre y una madre desarmonizados, que se vivan faltando el respeto, halándose las greñas, y donde no anida el amor y las buenas maneras, solo dará un ejemplo penoso a sus hijos, que crecerán llenos de escaseces y es posible que su vida entera se vea traumada y ellos no sepan ni por qué repitiendo el mismo comportamiento.  El hogar es el crisol donde se forjan con rigor las mejores joyas.

Ahora con las nuevas leyes de la medicina, que no son más que volver al pasado reencontrando el camino verdadero, se nos dice que las enfermedades no son más que síntomas para avisarnos de desequilibrios orgánicos, emocionales y mentales, donde parte del cuerpo pierde su neutralidad y una se vuelve ácida y otra alcalina, y como en un basurero comienzan a crearse alimañas, haciéndonos creer que son los causantes de estas patologías, cuando son el resultado. 

Los padres deben criar a sus hijos, ellos son los responsables y los que siempre harán mejor esa labor.  Los abuelos solo debemos entrometernos si nos piden consejo y solo hacer eso.  Muchos abuelos creen que ellos lo harían mejor y muchos padres por irresponsables, vagos, hedonistas, y parranderos, quieren endosárselos, y aceptarlo es un error que repercutirá en el carácter de los nietos.  Ya no tenemos la energía necesaria, estamos llenos de dolamas y jugarán con nosotros y crecerán sin control.  Es más fácil domar caballos salvajes que criar hijos.

Hay que resistirse con firmeza al deseo y presión de sustituirlos.  Ellos los trajeron al mundo igual que nosotros con ellos y tienen el deber de criarlos.  Ya nosotros trabajamos demasiado, es su turno.  No podemos con capacidad sustituirlos. Para abuelos un adolescente en inmanejable.

La crianza es un trabajo de prueba y error y a veces es necesario rectificar y no olvidar aquellas palabras de Einstein, que “si siempre hacemos lo mismo, vamos a obtener siempre el mismo resultado”. Y esto es válido en todo, aun en los negocios y el trato familiar.  Si lo que hemos venido haciendo no da resultado, es necesario repensarlo y hacer cosas distintas.

Vaya en este día mi apoyo y respeto por todos los padres con la exhortación de que hagan su mejor esfuerzo para educar y preparar a sus familia que es su mayor riqueza, y a mi juicio es darle a sus hijos el mejor ejemplo, el mejor ambiente hogareño, los mejores principios morales y ciudadanos, a ser honestos, a buscar la justicia, y muy especialmente el amor y la seguridad y confianza necesaria para ser luchadores, y que logren sus sueños sin atropellar.

Se puede lograr.  Hoy quiero agradecerles a mis padres ya fallecidos como es natural, que siendo muy pobres y en tiempos demasiado difíciles, me inculcaron este amor al progreso, a la familia, al estudio, el respeto a todos, a la responsabilidad, a mi palabra, que me han permitido llegar hasta estos 81 años, acompañado de mi esposa por 52 años de ellos.  Haber estudiado mucho, progresado, triunfado si se quiere, siempre tratando de servir y buscando que como ayudar a otros.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Vive a horcajadas entre Santo Domingo y Monterrey. Ingeniero electricista del Instituto Tecnológico y Estudios Superiores de esta última ciudad, es un apasionado de la genealogía, tema sobre el cual ha hecho varias investigaciones al alimón. Bloguero y articulista de medios escritos y digitales, se interesa ahora por la medicina alternativa y el biomagnestismo.