Sin temor... ni favor


Epigenética (sobre la genética)

EPIGENÉTICA viene desde Platón pero solo en los últimos años ha adquirido relevancia.  “A menudo se atribuye a Conrad Waddington (1905-1975) la acuñación del término “epigenética” en el año 1942 como “la rama de la biología que estudia las interacciones causales entre los genes y sus productos que dan lugar al fenotipo””.

Quizás una definición más sencilla sea la de Verónica Guerrero Mothelet

“Epigenética, la esencia del cambio - En la frontera del conocimiento, esta joven disciplina estudia los procesos bioquímicos que regulan la actividad de los genes y que responden a la influencia del ambiente.

Desde el descubrimiento de la estructura del ácido desoxirribonucleico, o ADN, comenzó una persistente controversia: ¿qué determina la salud y longevidad de un individuo?, ¿los genes con los que nace o el entorno en el que se desarrolla? Para enriquecer la discusión, en años recientes se han presentado pruebas de que el entorno puede influir en ciertos aspectos de la vida de un organismo que antes se consideraban determinados por los genes. Por ejemplo, se ha observado que los gemelos idénticos pueden, con el paso del tiempo, presentar divergencias fisiológicas, así como de salud e incluso psicológicas, pese a tener la misma información genética. Estas diferencias no se deben, pues, a los genes del individuo, que por lo general no cambian, sino a procesos bioquímicos que regulan la actividad de los genes y que responden a la influencia del ambiente. Estos procesos forman una segunda capa de información relacionada con el ADN: la información epigenética.” http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/133/epigenetica-la-esencia-del-cambio .

Hasta ahora no se entendía cómo el medio ambiente cambiaba a las personas.  Sucede que por alguna causa aun desconocida, algunos genes de nuestros cromosomas se apagan, esto es, están ahí pero no operables y esto afecta la salud.  No se sabe por qué se apagan, ni cómo se pueden volver a encender, pero nuestra salud depende de esto.

Algunos para hacerlo más comprensible a nosotros legos, dicen que el genoma, nuestro ADN, es como un libro escrito, impreso y distribuido.  Todos los libros son iguales y dicen lo mismo, pero los diferentes lectores lo entienden distinto, pues al leerlos algo cambia en la percepción de ellos.

Así se ha demostrado ya científicamente que el medio ambiente nos afecta a cada individuo diferentemente, y que estos genes apagados pueden ser además heredados.

Sabemos que todos somos construidos iguales, que tenemos los mismos genes en los mismos sitios, al parecer somos como carros iguales, sin embargo cada una de nuestras partes viene codificada individualmente, y aunque iguales, no son usables de unos a otros. 

Aun más complicado, pues en un nuevo ser, donde el padre aporta 23 cromosomas (del 1 al 23) y la madre otros 23, iguales, se da que si falla un gen del padre, la enfermedad genética resultante es distinta a si es el mismo gen, pero de la madre.

Esto nos indica definitivamente que cada uno de nuestro ADN y de nuestras células viene codificado no se sabe donde ni como, con un código único e irreproducible.

Por eso cuando nos trasplantan un riñón u otro órgano ajeno lo primero que deben hacer es tratar de buscarlo de pariente con genes parecidos y aun así hay rechazo y la persona receptora se convierte en un esclavo de medicamentos para defender la no expulsión del cuerpo de este órgano que resulta invasor extraño para este individuo.

Imagino la epigenética como el control de un panel de luces, en que algunos focos simplemente se apagan.  Podría ser un letrero que va cambiando su mensaje con un mecanismo de apaga y enciende, solo que aun no se sabe como apagarlos ni como encenderlos.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Vive a horcajadas entre Santo Domingo y Monterrey. Ingeniero electricista del Instituto Tecnológico y Estudios Superiores de esta última ciudad, es un apasionado de la genealogía, tema sobre el cual ha hecho varias investigaciones al alimón. Bloguero y articulista de medios escritos y digitales, se interesa ahora por la medicina alternativa y el biomagnestismo.