Con mis ojos

Mirada a una situación social por la construcción de ciudadanía, el desarrollo institucional y el bienestar general. Respeto extremo al derecho a la intimidad y el buen nombre de las personas. Huye a las rutinas opinativas, a los ruidos mediáticos. Rehúye al sensacionalismo. Consciente de que la asepsia ideológica no existe, promueve el disenso, la crítica constructiva, sin descalificaciones.

Vídeo sobre Salcedo, manipulación criminal

En viral han convertido opinantes de medios convencionales y redes sociales un vídeo sobre un espectacular tiroteo con armas automáticas, ocurrido –según han afirmado-- en el cementerio de Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, durante el entierro de Beatriz Polanco, 66 años, una de las cuatro víctimas mortales de una refriega ocurrida la madrugada del lunes 17 de julio entre dos bandos de los barrios Los Mangos y Villa Flor (El Matadero). No cesan aun de divulgarlo.

Este viernes 20, en el televisual Hoy Mismo, la alcaldesa Mercedes Ortiz ha negado la ocurrencia de la lluvia de disparos ese día. Según ella, eso es viejo. Ha expresado, empero, que le preocupa la calma tras el incidente de comienzo de semana porque podría confundir a las autoridades correspondientes y no enfrentar el problema de manera integral.

Si es así, el vídeo es una manipulación grosera de un suceso en sí sangriento y nada fortuito que, para colmo de males, ha sido reproducida acríticamente como verdad incontrovertible por una larga lista de medios de comunicación. Una mentira peligrosa. Pura agitación del bosque seco encendido. Lo que menos se necesita, si se apuesta a la solución de fondo.

¿Cómo sacar ahora de los mentes de las miles de personas que, en cualquier parte, han presenciado en un formato visual la escenificación de un tropel de seres humanos gritando y escondiéndose de un intenso tiroteo como si fuera fuego de artificio, mientras sepultan a señora? ¿Cómo ubicarlas ahora para convencerlas de que se trata de algo viejo montado sobre un hecho actual, para exagerarlo, mentir y vender la información como si fuese veraz? Imposible.

Quien lo haya visto, al menos durará un buen tiempo sin pasar por ese municipio del nordeste. O lo haría con suma cautela para no verse atrapado en un campo de batalla. Demasiado impactante. Las heridas psicológicas tardan en curar. Los propagadores lo han presentado todo si como hubiesen vivido in situ la experiencia violenta.

Eso mismo sucede a diario con mentiras sobre cualquier tema, prefabricadas y difundidas profusamente, sin rubor, sin reparar en daños a otros. La maldita costumbre de estos tiempos mediáticos: montajes y más montajes; retorcimientos y más retorcimientos; negocio y más negocio. ¿Y la sociedad? Nada. La manipulación es arma letal de perversos, y la usan sin piedad contra el mar de loros.

La contrastación de los hechos para buscar la verdad es la gran ausente en los discursos mediáticos de muchos que se ufanan de su fino intelecto. Ni hablar de otros que se quedaron presas de la ignorancia, aunque se creen doctos y son sueltos en el hablar. Unos y otros aman la manipulación. Saben del daño que hacen a la humanidad, y gozan con ello. Sádicos, cínicos, hipócritas, doble moral… Indolentes. Es la misma especie que sintetizaba Jean Baudrillard con esta frase: “Ya no lo neutralizareis con la represión y el control, sino con la información y la comunicación; lo paralizareis en forma mucho más segura con el exceso de información”.

Dirán que si National Geographic se inventó fotografías y vídeos de una supuesta última tribu indígena de personas no civilizadas, Los Tasaday (los últimos Cromagnon), ubicada en una tupida selva filipina ¿por qué no inventarse un Salcedo infernal, inviable, situado en un rinconcito caribeño? Total, ni siquiera reproches habrá.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Periodista. Profesor en la Escuela de Comunicación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la que dirigió durante seis años y donde imparte docencia desde hace veinte años. También ha sido profesor en Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y en la Universidad Católica de Santo Domingo.