Derechos electorales

Un espacio de divulgación de los derechos políticos de los ciudadanos y ciudadanas dominicanos.

Las protestas y los partidos

Desde que los sistemas de justicia de Brasil y los Estados Unidos pusieron al descubierto los sobornos de Odebrecht, a cambio de la adjudicación de contratos para la construcción de obras públicas en varios países de Latinoamérica, Africa y Asia, incluida la República Dominicana, un segmento significativo de la sociedad se ha levantado  contra de la corrupción.

Este caso y el de la fabricante de aviones Embraer, otra multinacional brasileña que pagó soborno en nuestro país para la negociación de 8 de sus modelos Super Tucano, han colocado al Sistema de Partidos en uno de los peores momentos de su historia.

Tanto han impactado los sobornos de Odebrecht que muchos han llegado a creer, equivocadamente, que las olas verdes de los movimientos sociales se convertirán en un tsunami que arrasará con los partidos.

Sin embargo, a quien sí podrían ayudar a arrancar del poder es al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que ha sido el principal responsable del rumbo equivocado por el que ha venido transitando nuestra democracia.

Por tal razón, a quienes sufren o celebran estos infundados temores es conveniente recordarle que las protestas sociales son una forma activa de participación política de la sociedad civil, con la cual, como dice Robero Gargarella en su Carta abierta sobre la intolerancia, “necesitamos garantizar(nos) de forma permanente la posibilidad de objetar las acciones del gobierno, de mostrar sus flancos débiles, de exigir y reclamar que cambie su rumbo, que tome ciertas medidas, que deje de llevar adelante ciertas acciones”.

Las tardías protestas que se vienen produciendo en nuestro país, motorizadas a través de las redes sociales, forman parte de los movimientos sociales del siglo XXI, como el llamado Movimiento 15-M o movimiento de los indignados, que surgió en Madrid en contra de los bancos, las grandes corporaciones y las élites políticas.

La razón por la que estas protestas parecen extrañas, y hasta amenazantes, es porque la sociedad dominicana las había olvidado, debido a que durante doce de los últimos trece años que ha gobernado, consecutivamente, el hegemónico Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se encontraban depositada en el baúl de los recuerdos de nuestra democracia, producto de una efectiva propaganda gubernamental que anestesió al pueblo dominicano.

El partido de Juan Bosch, que proclamó que la sociedad dominicana se dividía entre corruptos y peledeístas, cumplirá 16 años consecutivos en el poder, el 16 de agosto del 2020, con un control total de los poderes clásicos y los extrapoderes del Estado.

Esa falta de alternancia es la principal causante del profundo deterioro de la institucionalidad política y de la administración pública.

Los anteriores deberían ser motivos más que suficientes para que los  partidos de oposición y la sociedad civil, cada cual desde se espacio de participación democrática, se unan en una gran marcha hacía la alternancia en el poder, convencidos de que el fin a la impunidad solo será posible cuando, el 17 de mayo del 2020, le pongamos fin a los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.