Oye País


Un peligroso show... y con morbo

Se ha abierto el proceso judicial sobre el escándalo Odebrecht. Mucho de morbo. Mucho de show. Mucho más de espectáculo político que de estricto procedimiento legal y jurídico.

Porque creo que más que una verdadera lucha contra la corrupción y la impunidad -que quizás se la crean algunos muchachos que marchan de verde, imbuidos por la moda del momento- estamos jugando a una ruleta rusa en que la democracia, la estabilidad, la gobernabilidad, es el protagonista.

Aunque prefiero no entrar hoy en los detalles, en las profundidades, del proceso judicial abierto contra los acusados del escándalo Odebrecht en país, no me puedo sustraer de compartir con ustedes algunas apreciaciones personales.

En el banquillo de los acusados --en la figura de los 14 personas, diez bajo arresto, uno en el exterior y tres legisladores amparados en el privilegio de la inmunidad parlamentaria está sentado el Estado dominicano, representado por el Gobierno Central, el Congreso y la Justicia, así como la clase política nacional.

La clase gobernante está en serios cuestionamientos.

Es de ahí que figuras grises de la política nacional, apoyados por grupos ‘populares’ desfasados y de gente sin visión de la realidad, que apuestan a la anarquía y la ingobernabilidad, sin medir las consecuencias de las inconsecuencias.

Este proceso juzga al Gobierno, porque las obras cuestionadas son financiadas por el Estado. Juzga al Congreso Nacional ya que gran parte de los imputados son o han sido legisladores. Se cuestiona la Justicia pues el Procurador -Ministerio de Justicia- y los jueces son vistos con ojerizas y se presiona sobre la decisión a tomar sobre los acusados.

El expediente de la Procuraduría encarta a importantes dirigentes de los dos principales partidos mientras ‘la calle’ y la bullanguería mediática alargan la lista, con sus preferidos, acusando a la clase política en general como la gran responsable de la ejecutora de la corrupción y propiciadora de la impunidad. 

Esa ‘calle’ populista, que a veces pareciera incontrolable, aplaude el listado de los hoy imputados pero reclama ‘más’, con  la mirada fija -y azuzados por las sombras de la conspiración lisonjera-- en el Palacio Nacional, en la figura del Presidente de la República.

Esa 'calle' se siente envalentonada, bravía, incontrolable de las fuerzas del equilibrio social, político y económico de la nación. Aunque todos sabemos que no es así, aunque haya algunos 'cabeza calientes' que se lo crean.

Advierto que navegamos en un mar de confusiones, por lo que el liderazgo político debe hacer todos los esfuerzos posibles, deponiendo apetencias e intereses individuales y concertar, sin más dilación, un necesario gran pacto que garantice la gobernabilidad, la institucionalidad, que esté por encima de las locuras y despropósito de irresponsables, que no tienen la menor idea de a donde nos pueden llevar sus inconductas e inconsecuencias.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Periodista. Fue director del vespertino Ultima Hora (1992-2003), director del diario El Expreso (2001-2003), Corresponsal de The Associated Press (1968-1992), Vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa y miembro de la Junta de Directores de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) (1994-2003), Director del Semanario Diario@Diario y del periódico electrónico diarioadiario.com, Director de la Agencia de Noticias y Temas Nacionales (ANTENA) (2006-2012), Productor y Conductor de los programas de televisión Diario de la Noche, Diario de la Mañana, Amanece 23 y Oye País.