Solo una idea

Un espacio para abogar por la justicia social y la libertad en esta patria: la humanidad

Odebrecht y sus bribones

En una de sus últimas bravuconadas, el presidente Medina retó al embajador americano a que le diera información sobre hechos concretos de corrupción. Uno solo, dijo, y el actuaría de inmediato y con todo rigor. Lo que fue secundado por toda la gavilla peledeísta como un ejemplo no solo de la probidad del presidente, sino también de su patriotismo.

No ha pasado mucho tiempo y el presidente tiene esa oportunidad con los hallazgos irrebatibles de la justicia americana acerca de los escándalos de corrupción en Odebrecht y sus alrededores: los chicos dejaron caer en RD 92 millones de dólares y obtuvieron ganancias por 163 millones. Lo que indica que la diferencia de 71 millones fue rédito neto y todo pagado por nosotros los(as) dominicanos(as) en detrimentos de nuestro espantoso sistema de salud y de nuestro sistema educacional que cada vez se vuelve más ineficiente y deficitario.

92 millones de dólares no es una mancha que, como decía mi abuela, la tape la corbata. Es muchísimo dinero que se hace notar y apunta decisivamente a quienes ejercieron la presidencia en los tiempos turbios de Odebrecht. Y en particular a quienes lo han hecho por largos períodos a nombre del partido más corrupto y nefasto que ha conocido nuestro país: Leonel Fernández y Danilo Medina.

Pero la actitud de la podrida camarilla morada ha sido la usual: esperar y, mientras se pueda, meter la cabeza debajo de la tierra. Fue lo que hizo, por ejemplo, el acaudalado ministro Peralta, cuando declaró la buena disposición del gobierno para investigar el caso “a requerimiento”. Textualmente, dijo que si el departamento de justicia de Estados Unidos pedía que se investigara, "en ese caso, el Gobierno, a requerimiento, hará todo lo que esté a su alcance para colaborar con la debida transparencia que le ha caracterizado". Y punto.

En otras palabras que actuarán si se ven obligados a hacerlo. Y como es de esperar, lo harán cuidando no afectar los intereses de la élite en el poder.

No olvidemos que el ministro Peralta gobierna en un país donde los grandes empresarios contrabandean, evaden impuestos y usan dinero público para sus fines agiotistas con total desenfado. Y luego destinan algunas migajas de esas inmensas ganancias en premios a nuestros intelectuales que aplauden la bondad como focas amaestradas. O que el propio ministro es parte de una clase política corrupta en cuyo top funcionan nuevos multimillonarios como Felix Bautista (el sumo de la corrupción pública) y en sus partes bajas pícaros iletrados con salarios descomunales como es el caso del siempre supernumerario Miguel Mejías al frente de un negocio personal denominado algo así como  Ministerio de la Integración.

Y no olvidemos que ello ocurre en un país donde los pobres mueren por falta de recursos médicos, las escuelas producen egresados descalificados y en 2016 se reportan más de 200 personas ejecutadas extrajudicialmente, pequeños rateros, jóvenes pobres en un 70%.

Como decía metafóricamente un poeta cubanos de los 30s, aquí hace falta una carga para matar bribones.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.