Oye País


¿Dominicanadas?

La difusión en las redes sociales de un audio en que se relata cómo niñas han sido drogadas en bares de centros de diversión exclusivos de la Capital para luego aprovecharse de ellas sexualmente, mueve a profunda preocupación y serias reflexiones.

Es preocupante porque son padres, aterrados por la información primaria, quienes se han encargado de reproducir el audio y comentar el tema en las cuentas de whatsApp, twitter, instagrand y facebook y hasta donde tenga informaciones las autoridades, a donde tienen que haber llegado estas alarmas, no habrían hecho nada o si por lo menos hicieron algo, lo tienen muy callado.

Un hombre se pasea en su yipeta por el carril para bicicletas de la Winston Churchill y no aparece un Amet o un policía que se lo impida. De no ser por el escarceo que se armó por un video subido por un ciudadano a las redes sociales, la autoridad ni se entera.Al día siguiente otro vehículo hizo lo mismo, y las autoridades se enteraron porque otro ciudadano subió otro video de la violación, lo que lleva a la conclusión de que es cierto lo que dicen en la zona de que esa es una práctica de choferes para 'evitar el tapón' de la concurrida avenida.

A doña Zoila Martínez, la defensora del pueblo, la secuestraron por cuatro horas luego que saliera de un cine en una concurrida plaza ubicada en una muy transitada calle de la Capital, al filo de las ocho de la noche, la despojaron de su vehículo y objetos de valor y a quien los delincuentes hasta le dieron para tomar un taxi y regresar a su casa.

Podría narrar un rosario de episodios similares, pero es como si a nadie le importara.

Esa apatía hace entendible la osadía, un domingo, de trasladar subrepticiamente a Blas Peralta de una cárcel con barrotes para un campito, con casitas multicolores y destinado a presos con delitos menores, mayores de edad y que no son un peligro público, como se califica al líder de Fenatrado, acusado de un grosero asesinato.

¿Qué nos está pasando como sociedad?

Hemos ido perdiendo el sentido del asombro, el respeto a las leyes, la confianza en los demás, llegando al extremo de individualizarnos y tratar de justificar esos episodios como 'modernismo', 'ocurrencias' o 'dominicanadas'.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Periodista. Fue director del vespertino Ultima Hora (1992-2003), director del diario El Expreso (2001-2003), Corresponsal de The Associated Press (1968-1992), Vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa y miembro de la Junta de Directores de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) (1994-2003), Director del Semanario Diario@Diario y del periódico electrónico diarioadiario.com, Director de la Agencia de Noticias y Temas Nacionales (ANTENA) (2006-2012), Productor y Conductor de los programas de televisión Diario de la Noche, Diario de la Mañana, Amanece 23 y Oye País.