Oye País


De presiones, ejemplos y realidades

A mediados de los ’90, el entonces Presidente de Venezuela, Rafael Caldera, asistió a la cena de gala anual de la cúpula del empresariado privado, organizado en la poderosa Federación de Cámaras de Comercio y Producción (Fedecamaras), y luego de escuchar pacientemente una andanada de críticas contra medidas de su Gobierno, decidió no quedarse callado y aunque no estaba agendado hablar ante ese auditorio, ordenó a la seguridad presidencial que no permitiera que nadie saliera del salón, porque los empresarios tenía que oír su respuesta.

El enfrentamiento de Caldera con la cúpula empresarial dio el tiro de gracia al partidarismo tradicional y llevó al poder a un coronel golpista, Hugo Chávez, quien ganó por los votos de una población desanimada por el desgaste de los políticos. Chávez gobernó de forma populachera por poco más de 13 años llevando a ese país a la división social, a la violencia y persecución política, a la corrupción y al borde del precipicio.

En marzo del 2015 Marcelo Odebrecht fue acusado y arrestado de corrupción en el espinoso caso Petrobras, y en junio del 2015 fue condenado a 19 años de prisión. Se atribuye a la familia, una de las más poderosas del empresariado privado brasileño, haber sentenciado que si Marcelo iba preso, el gobierno se caía. En octubre del 2014, Dilma Rousseff lograba la reelección. Ahí mismo comenzó la conspiración del empresariado privado y la oposición política que a finales de agosto pasado la derrocó, en la modalidad de golpe de estado constitucional, recurrente hoy en el continente.

Hace un par de meses, en este 2016, la cúpula empresarial dominicana lanzó su plataforma denominada Iniciativa por la Institucionalidad y Democracia, con una carta de presentación inmediata de exigencias a ser actores y protagonistas de los procesos institucionales que acusa el país.

“No estamos cuestionando que sea el Congreso o el Consejo de la Magistratura los que elijan a los integrantes de las Altas Cortes, lo que estamos reclamando es que ejerzan esa responsabilidad con institucionalidad e independencia”, dijo Rafael –Papo- Blanco, el presidente del Conep. Mientras Antonio Taveras, de los industriales de Herrera, planteó: “El sector empresarial está más consciente que el sector político de hacia dónde debemos de ir” por lo que señala que su misión es “empujarlos para que asuman su responsabilidad”. Rafael Paz, vicepresidente ejecutivo del Conep, fue más lejos: “La institucionalidad y la democracia son temas muy importantes para dejárselos solo a los partidos políticos”.

Oposición, empresarios, sociedad civil, cada uno por su lado, presionan por narigonear al Congreso Nacional, al partido oficial, al Gobierno para imponer sus ‘preferidos’ a dirigir la Junta Central Electoral, la Cámara de Cuentas, el Tribunal Superior Electoral. Luego lo harán con los jueces del Tribunal Constitucional y de la Suprema Corte que deberán ser relevados por el Consejo nacional de la Magistratura.

Lo de ‘independientes’ es un sofisma, una burla. Si no se escogen los que presenten la oposición, los empresarios, la sociedad civil, no estarán conformes y será, lógicamente, la ‘imposición’ del oficialismo. 

Hipólito, Abinader y Andrés Bautista, la cúpula del PRM, visitaron a Agripino Núñez Collado para ‘preguntarle’ si se ratificarían los miembros de la JCE, porque ‘de ser así, el diálogo no tiene sentido’, y se retirarían. Una presión evidente y un chantaje burdo.

Los empresarios, con el Conep a la cabeza, que componen la denominada Iniciativa por la Institucionalidad y Democracia, fueron donde Leonel Fernández a presentar ‘credenciales’ como nuevo ‘equipo’ que entra oficialmente en el juego de la política. Y fueron a decirle cuales eran sus ‘expectativas’ sobre la composición de la JCE, la Cámara de Cuentas, el TSE y las Altas Cortes. Leonel lo planteó en la reunión del Comité Político, el lunes, y propició dar ‘luz verde’ a que se les acepte en el diálogo, para ‘oírlos’, aunque ellos lo que pretenden es tener voto, ser parte de las decisiones.

¿Está consciente el país, el Gobierno, el partido oficial, la población de hacia dónde nos puede o pretende llevar estas coaliciones de empresarios, oposición y sociedad civil en el intento de controlar poderes del Estado?

Estas presiones y pretensiones no son un ensayo ni un juego. Son una línea de acción que estos grupos se han trazado y que han asumido para tratar de restar ‘poder’ al Gobierno y su partido, el PLD, de cara al período de gestión que se inicia y, porque no, con miras al 2020. Desde ya.

¿Hasta dónde estarán dispuestos a llegar? El tiempo dirá.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Periodista. Fue director del vespertino Ultima Hora (1992-2003), director del diario El Expreso (2001-2003), Corresponsal de The Associated Press (1968-1992), Vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa y miembro de la Junta de Directores de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) (1994-2003), Director del Semanario Diario@Diario y del periódico electrónico diarioadiario.com, Director de la Agencia de Noticias y Temas Nacionales (ANTENA) (2006-2012), Productor y Conductor de los programas de televisión Diario de la Noche, Diario de la Mañana, Amanece 23 y Oye País.