Perlas y margaritas

En este espacio comparto palabras relacionadas con temas que considero esenciales, de primera importancia para mí y la sociedad.

¿Encubre Proconsumidor a poderosos?

Otra vez el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) vuelve a ser acusado de unas supuestas preferencias al momento de aplicar la ley a los negocios y empresas que incurren en prácticas irregulares de comercialización de productos de consumo masivo. Antes, bajo la administración de Altagracia Paulino, la institución se enfrentó a grandes críticas cuando quiso regular al sector del  gas licuado de petróleo o cuando su informe sobre la venta de salami y otros embutidos contaminados con bacterias fecales y compuestos cancerígenos provocó mucho ruido mediático y ninguna sanción.

Las recientes críticas surgen junto con la investigación que Pro Consumidor (ahora bajo la gestión de Anina del Castillo)  presentó al país el pasado 7 de julio. La institución se refirió a un levantamiento que su personal hizo en plantas de agua y hielo, bares, restaurantes, supermercados y colmados. Y en el caso de los supermercados informó sobre 48,358 productos decomisados por tener fechas de expiración vencidas, mostrar abolladuras o descomposición. Los nombres de los 71 supermercados que fueron sancionados (multas ascendentes a 2,245 salarios mínimos)  no fueron dados a conocer.

Como de seguro ocurrió con muchos otros periodistas y ciudadanos, el informe de Pro Consumidor me pareció incompleto. Me interesaba saber por qué no se publicaron los detalles (cantidad de visitas, resultados de las pruebas…) de las empresas de agua y hielo si todos sabemos que es un insumo muy delicado y de gran impacto en la población (la diarrea por contaminación del agua es una de las principales causas de muerte infantil). También quería saber cuáles supermercados eran nuevos o reincidentes en eso de vender productos vencidos. Así que solicité una respuesta a ambas preguntas a través de la oficina de libre acceso a la información de Pro Consumidor.

Para mi sorpresa, antes de responder a mi solicitud formal, el 21 de julio Pro Consumidor dio a conocer a la prensa la información que solicité sobre el agua. Me pareció oportuno, porque se consiguió un mayor alcance. Hasta ahí estaba todo bien.

Diez días después de dar a conocer los detalles del agua a todo el país, la oficina de libre acceso a la información de la entidad respondió formalmente mi solicitud, pero no incluía los nombres concretos de los supermercados sancionados. Solo aparecían los nombres de las pequeñas empresas de agua y hielo que ya había leído en los medios impresos. Cuando pido que me den los nombres de los supermercados sancionados por vender alimentos vencidos Pro Consumidor solo me da la lista de aquellos que recibieron la visita de sus inspectores, argumentando lo siguiente:

“(… Tenemos a bien indicar que de conformidad con el artículo 121 de la Ley 358-05 que trata de la confidencialidad, la información que haya sido proporcionada a la Dirección Ejecutiva de Pro Consumidor, durante el procedimiento de investigación, se considerará de carácter confidencial con respecto a terceros. Además de ello, en la actualidad los establecimientos que han sido visitados, inspeccionados y/o sancionados se encuentran en plazos aún vigentes para presentar recursos en contra de los actos administrativos emitidos por este instituto, por lo que nos encontramos en la imposibilidad de indicar los nombres de aquellos en los cuales se han identificado hallazgos”.

Si se lee con atención la respuesta de Pro Consumidor se observará de inmediato una contradicción con la práctica institucional, además de la lectura antojadiza que hacen de su ley marco, pues en el artículo 121 de la misma se habla de la confidencialidad de secretos comerciales o industriales, no de registro de venta de comida podrida.

En la comunicación que nos remitió Pro Consumidor se mencionan 88 empresitas procesadoras de agua y hielo visitadas durante la investigación, y las 9 suspendidas por encontrar en sus productos aerobios mesofilos, coliformes totales E. Coli y Pseudomonas aeruginosa, en valores contrarios a la salud. Cuando pasa al tema de los supermercados en los que se encontraron productos en mal estado entonces Pro Consumidor comparte la lista de los que fueron visitados por los supervisores, pero se abstiene de especificar cuáles incurrieron en la práctica ilegal.

Es obvio. Para publicar los nombres de pequeñas empresas de agua y hielo sancionadas Pro Consumidor no encuentra ninguna prohibición legal, mientras se rehúsa a informar a la ciudadanía sobre los supermercados que incurrieron o están incurriendo en comercialización de alimentos no aptos para consumo humano. ¿Está Pro Consumidor encubriendo a alguien? Parece que sí, y ya se convierte en la norma en República Dominicana: aplicar la ley con todo su peso a los más pequeños y garantizar impunidad rampante a los poderosos.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.