Palabras Libres

Este es un espacio catártico. (Es que hay palabras que luchan por salir; que son tercas, empecinadas, que si no son dichas mueren por la tristeza de no haber dicho lo que tenían que decir).

A las mujeres dominicanas nos están matando

Antonio le grita, a empujones le quita la ropa, la sigue insultando, ya desnuda la empuja y la lleva al balcón y le grita: “¿así es que quieres que te vean?”. Luego, la entra a la sala y comienza a ahorcarla… Ella, faltándole el aire, lo mira con todo el miedo del mundo  y se orina…

Es la escena más desgarradora de la película española “Te doy mis ojos”.

Y entonces pienso en la agonía que viven segundos antes de su muerte, las mujeres asesinadas por  hombres que decían amarlas.

Soraida Mercedes Morel Jiménez;  Macdielis Antonia Blanco Marte,  Yasime Mersitha (Nancy)  Yeraldina Gil Ramos,  por citar las más recientes, fueron asesinadas  entre el 6 y el 8 de junio por la violencia machista.

Apuñaladas, degolladas, a golpes, a balazos… A las mujeres dominicanas nos están matando de cualquier manera. Este año, al momento de escribir esta columna, la cuenta va por 50 mujeres muertas. De acuerdo con las estadísticas de la Procuraduría General de la República en 2015 hubo 77 feminicidios, lo que proyecta que este año esta cifra será superada.

Y entonces pienso en la incapacidad del Gobierno de articular una verdadera estrategia para enfrentar y llevar a su mínima expresión los feminicidios, lo cual queda  más que evidenciado en estas 50 muertes a inicios del primer semestre del año.

Para enfrentar esta violencia machista, este patrón de conducta que se repite y se repite en una sociedad que en muchos aspectos normatiza esa violencia, no basta un lazo y una caminata los 25 de noviembre, convocada por una cuasi inoperante Procuraduría  General Adjunta para Asuntos de la Mujer, ni que se discuta el tema cada 8 de marzo: es necesario soluciones mayores.

En la  prevención de  la violencia de género tiene que necesariamente intervenir el Ministerio de Educación. A los niños y las niñas, así como a los jóvenes estas nuevas generaciones hay que educarles desde las escuelas y colegios en el respeto y en la igualdad de género.

Para prevenir los feminicidios el Gobierno tiene que decidirse a ejecutar una estrategia en la que participen varios ministerios y especializar un presupuesto para llevar a cabo  programas dirigidos a cambiar la mentalidad violenta de los ciudadanos en todo el país que tiene en los feminicidios una de sus más horrendas caras.

¿O es que tendremos que esperar que un feminicidio llegue a la casa de un rico empresario, un ministro, un legislador, o al entorno de un mismísimo Presidente de la República para que las vidas de las mujeres adquieran valor a los ojos del Estado dominicano?

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.