Ideas de Negocio

Isaias Medina: Especialista en Crecimiento y Rentabilidad de negocios, Consultor de Empresas Familiares, Investigador de Mercados y Conferencista Internacional.

La 4ta Revolución Industrial. ¿Cuándo llegó?

Nuestro país como prácticamente todos los países en vía de desarrollo somos solo observadores de las megas tendencias y enfoques estratégicos del “desarrollo mundial” que modifican las estructuras sociales y la forma que hacemos negocio en el corto, mediano y largo plazo.

Del 20 al 23 de Enero, 2016 se está celebrando en Davos-Klosters, Suiza El Foro Económico Mundial, World Economic Forum (WEF), un evento que reúne desde hace 44 años los principales líderes empresariales, los líderes políticos internacionales, periodistas e intelectuales selectos para analizar los problemas más apremiantes que enfrenta el mundo.

Este año un tema central, sencillamente disruptor “La Cuarta Revolución Industrial”.

Se estima que estamos al borde de una revolución tecnológica que fundamentalmente alterará nuestra forma de vivir, trabajar y relacionarnos. En palabras de los organizadores será en una escala, alcance, complejidad y transformación diferente a  todo lo que el género humano ha experimentado hasta ahora. Todavía no se entiende exactamente cómo va a desarrollarse, pero una cosa es clara: la respuesta a la misma debe ser integrada e integral, involucrando a todos los actores de la política mundial, los sectores público y privado, la academia y la sociedad civil.

La Primera Revolución Industrial utilizó la energía del agua y vapor para mecanizar la producción. El segundo gran cambio fue con la energía eléctrica y con ello la producción en masa. La aparición de la electrónica fue el tercer gran movimiento (alrededor de 1969), su uso potenció la tecnología de la información para automatizar la producción. Ahora, una cuarta revolución industrial se está construyendo encima de la tercera, la revolución digital que se viene produciendo desde mediados del siglo pasado. Se caracteriza por una fusión de tecnologías que está borrando los límites entre las esferas físicas, digitales y biológicas.

Hay tres razones para suponer que las transformaciones actuales son algo más que una prolongación de la tercera revolución: la velocidad, el alcance y el impacto en los sistemas. La velocidad de los avances actuales no tiene precedente histórico. En comparación con las revoluciones industriales anteriores, la Cuarta está evolucionando a nivel exponencial en lugar de un ritmo lineal. Por otra parte, está irrumpiendo todas las industrias y en todos los países. Y la amplitud y profundidad de estos cambios anuncian la transformación de los sistemas enteros de la producción, la gestión y la gobernabilidad.

Las posibilidades de miles de millones de personas conectadas por los dispositivos móviles, con un poder sin precedente de procesamiento, capacidad de almacenamiento, y el acceso al conocimiento, son ilimitadas. Y estas posibilidades se multiplicarán por las nuevas innovaciones tecnológicas en campos como la inteligencia artificial, la robótica, el Internet de las cosas, los vehículos autónomos, impresión 3-D, la nanotecnología, la biotecnología, la ciencia de materiales, almacenamiento de energía, y la computación cuántica.

Ya, la inteligencia artificial está a nuestro alrededor, desde vehículos de auto-conducción y  drones, hasta asistentes virtuales y softwares que traducen o invierten. Se han hecho progresos impresionantes en la IA en los últimos años, impulsado por el aumento exponencial en la potencia del cálculo y por la disponibilidad de grandes cantidades de datos, desde el software utilizado para descubrir nuevos fármacos a los algoritmos utilizados para predecir nuestros intereses culturales. Por su parte las Tecnologías digitales, están interactuando con el mundo biológico continuamente. Ingenieros, diseñadores y arquitectos están combinando el diseño computacional, la fabricación aditiva (versión industrial de las impresoras 3D), ingeniería de materiales, y la biología sintética para generar simbiosis entre los microorganismos, nuestros cuerpos, los productos que consumimos, e incluso las viviendas que habitamos.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.