Justicia y Paz

Comentario técnico e imparcial de las prácticas y políticas públicas dominicanas y su impacto en la construcción de una sociedad incluyente e igualitaria.

La verdad de lo que se dice fuera

Recientemente la prensa dominicana dio cuentas de acusaciones que involucran al expresidente Lula Da Silva, ignorando de la manera más grosera que esas mismas acusaciones atañen directamente tanto al actual presidente dominicano, Danilo Medina, como al anterior, Leonel Fernández. 

Mientras nosotros gastamos toneladas de papel y tinta así como hondas de televisión y radio y ancho de banda, discutiendo la insensatez prehistórica de si sempiternos poderes etéreos quieren un solo país, nuestro país sigue siendo la burla de la comunidad internacional por la forma corrupta en que los dominicanos permitimos que nuestros gobernantes nos manejen.  En medio de una sequía de proporciones históricas, habiendo prácticamente tomado por asalto la capacidad legislativa del Estado y con varios casos fuertes de corrupción delante, nuestro gobierno se libra de todo diciendo “vienen los haitianos” cual Paul Revere caribeño.

A fin de crear por lo menos un registro local de que la poca atención que se nos presta internacionalmente tiene mucho más que ver con la corrupción exhibida por el PLD a fin de perpetuarse en el gobierno que con cualquier otro tema.  Así, me he tomado la libertad de dedicar este espacio a reproducir un artículo del internacionalista estadounidense, Roger F. Noriega.  De un extenso currículo, se distingue haber sido viceministro de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos, encargados de Asuntos del Hemisferio Occidental del 2003 al 2005 y embajador ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) del 2001 al 2003. Su escrito fechado julio 13 del presente 2015 se titula: ”El escándalo de Odebrecht amenaza presidente dominicano[1]” y dice:

“Recientemente informes publicados indican que el escándalo de corrupción pública que implica la multinacional brasileña Odebrecht puede haber llegado a la República Dominicana. La popularidad del presidente Danilo Medina ya ha sido afectada, un mes después de que sus partidarios idearon una enmienda constitucional que le permita buscar la reelección.

“Como parte de la investigación sobre la compañía petrolera estatal de Brasil, Petrobras, Odebrecht ha sido acusada de sobornar a funcionarios públicos para obtener contratos con el gobierno. En un desarrollo dramático, el poderoso presidente de la compañía, Marcelo Odebrecht, fue detenido el 19 de junio por las autoridades brasileñas.

“Odebrecht tiene un papel predominante en la industria de la construcción en la República Dominicana, uno de los 21 países en los que tiene presencia. De acuerdo con la revista brasileña Época, en enero de 2013 el expresidente Luis Ignacio "Lula" da Silva viajó a la República Dominicana para reunirse con el presidente Danilo Medina y su antecesor, Leonel Fernández, en nombre de Odebrecht. Según ese informe publicado, Lula parecer haber cabildeado, en nombre de la empresa, a fin de asegurar un contrato emitido por la estatal Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) para la construcción de una planta termoeléctrica en Punta Catalina. Dentro de los tres meses de la visita de Lula, Odebrecht se adjudicó el contrato, en aparente violación de las normas de la contratación pública y, a pesar del hecho de que su oferta era más del doble que la de un competidor chino.

“La firma china Gezhouba Group Corporation (CGGC) ha presentado una quejaen basea la falta de transparencia en el proceso de licitación de la República Dominicana. El contrato para construir la planta en horno de carbón limpio se adjudicó al consorcio Odebrecht-Tecnimont, a pesar de que su oferta de $ 2,040 millones fue más del doble del costo de $900 millones dólares propuesto por CGGC. Además, dado que Odebrecht estaba siendo investigado por las autoridades en ese momento, la empresa debería haber sido descalificada de la licitación. Hasta la fecha, Odebrecht también no ha podido demostrar que puede financiar el proyecto, otra de las razones por la cual se prohibió a un gran número de empresas participar en la licitación.

“La diputada independiente Minerva Tavárez Mirabal, una crítica fuerte del presidente Medina, ha invocado rumores públicos en el Congreso Nacional de que el contrato de Punta Catalina fue adjudicado a Odebrecht con el fin de recaudar fondos para la campaña de reelección de Medina en el 2016. Autoridades de la compañía eléctrica dominicana han desestimado las acusaciones sobre el proceso de licitación considerándola sin fundamentos.

“El candidato presidencial Luis Abinader, quien se enfrentará con Medina en las elecciones nacionales en mayo próximo, llamó al presidente a aceptar una auditoría independiente y a investigar escándalos atribuidos a varios proyectos de obras públicas. ‘Pedimos al presidenteactuar como sus contrapartes en otros países, que han abierto investigaciones de alto nivel’.

“Medina ha disfrutado tasas de aprobación extraordinariamente altas durante su mandato. Sin embargo, su popularidad ha caído desde que sus aliados políticos, hace un mes, empujaron una enmienda constitucional que le permitirá buscar la reelección. Con la política dominicana calentándose antes de la elección de 2016, el intento de reelección del presidente Medina podría verse amenazado por el escándalo de Odebrecht.

“Los escándalos de corrupción han paralizado las administraciones de varios líderes de la región, especialmente en Brasil y Guatemala. De la República Dominicana, Danilo Medina podría sufrir las consecuencias si la evidencia de la corrupción surge o si parece que está evadiendo la responsabilidad”.

Con esta sentencia termina el artículo.  Dos notas adicionales:

a)    ¿Exactamente cuánto dinero se pretende gastar el PLD en las elecciones?  Con los RD$644 millones asignados por la Junta Central Electoral. Si estimamos que la suma propuestas por los chinos es la correcta, esto indica que se ha malversado unos USD$1,140 millones. Esto es prácticamente el 1% del producto interno bruto de la nación.  En una sola transacción alguien robó el uno por ciento de lo de todos y cada uno de nosotros.

b)    El que tenga oídos para oír que oiga.  El que quiera seguir hablando de Haití y los haitianos que lo haga, pero que sepa que con su miopía histórica y miedo infantil le hace el juego a todos aquellos que están robándole al Estado.

[1]http://www.aei.org/publication/odebrecht-scandal-threatens-dominican-president/

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Especialista en desarrollo económico e inclusión, con más de 20 años de experiencia internacional. Licenciado en Derecho de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, con Maestrías en Banca y Comercio Internacional y en Finanzas, ambas de American University en Washington D.C. Ha publicado extensamente y disertado en varias universidades extranjeras sobre políticas públicas, microfinanzas y riesgo.