Justicia y Paz

Comentario técnico e imparcial de las prácticas y políticas públicas dominicanas y su impacto en la construcción de una sociedad incluyente e igualitaria.

¿Qué le dicen las encuestas a Luis Abinader?

Nos habíamos quejado por este mismo medio de que, desde que empezó el proceso abierto de búsqueda de repostulación, no se habían presentado al público encuestas midiendo la popularidad del presidente Medina y su gobierno.

El lunes, dos encuestadoras conocidas y respetadas, Gallup y Newlink, publicaron sus trabajos. De un lado, la Gallup-Hoy presenta a un Danilo con un 64% del electorado a su favor, y a Luis Abinader con un 17.4%. La Newlink, publicada por el periódico especializado “El Dinero”, nos habla de un 54% para Danilo y un 37.3% para Abinader.  Si conocemos sólo la encuesta de la Gallup parecería una batalla inútil la que tiene Abinader delante. Si tomamos en cuenta la de Newlink el reto se ve mucho más parejo.

Al analizar lo presentado por la prensa, nos damos cuenta que en la Gallup, no se reporta de forma explícita en el cuadro presentado un 24% de la muestra. Esto, nos parece un error, ya que representa el segundo grupo de la muestra en orden de magnitud.

Un dato que nos escandaliza es que el 54% de la muestra se identifique como peledeistas. Si este dato es cierto, la democracia dominicana parece en peligro.

Del 24% mencionado (que asumo incluye tanto a los que se identificaron con los partidos minoritarios, como aquellos que simplemente no se identifican con ningún movimiento político en particular), 29.24% votaría por Danilo Medina, 15% por Luis Abinader, 12% por Guillermo Moreno (recordamos que aquellos identificados con Alianza País deben estar en este bloque) y un 42% votaría o por ninguno (29.38%), o no sabe (9.9%) o no quiere (3.3%).  Un dato que nos parece también demasiado relevante para que no se haya explicitado.

En ambas Danilo aparece fuerte, aunque debilitado cuando se le compara con los resultados publicados en la prensa a principios de año. Independientemente de las tendencias en el tiempo, de las dos encuestas se deduce que Danilo es más débil en las poblaciones urbanas, de estratos socioeconómicos elevados, cuando se le compara con las poblaciones rurales y económicamente deprimidas. A esto podemos añadir las poblaciones tradicionalmente consideradas excluidas: mujeres, jóvenes y pobres.

Si Luis quiere gobernar este país tendrá que mover dos poblaciones importantes, los excluidos y aquellos que no se identifican con el sistema. Algo que es mucho más fácil de decir que de hacer. Sin embargo, yo creo que él puede utilizar algunas de las tácticas de Danilo para vencerlo.

“Conservar lo que está bien”. Esto se traduce en cinco  acciones:

1) Garantizar de manera inequívoca el mantenimiento de los subsidios establecidos por los mandatos peledeistas. Y adición el establecimiento de mecanismos para mejorar el uso de los mismos, sin abultar el gasto público.

2) Garantizar la implementación fiel del Pacto por la Educación acordado por el Gobierno.

3) Garantizar que todo aquel que en el Gobierno tenga un empleo por debajo de subdirector lo retendrá de él llegar al poder.

4) Replicar las visitas semanales del presidente, oír lo que la gente dice para darle voz, particularmente a aquellas cosas que o han quedado incompleta o no han satisfecho a las poblaciones visitadas por el presidente. Es importante que la gente lo sienta cerca y sincero.

5) En fin asegurar de forma pública (y cumplir una vez ganadas las elecciones) que no todo lo hecho por el PLD se va a perder, dando ejemplos concretos. Esto aplacaría a las masas que aun pudiendo ver el tren que se avecina, no tienen otra respuesta que quedarse donde están.

Para sumarse a los jóvenes y aquellos que son apáticos al proceso, Luis debe “cambiar lo que está mal” y aquí van algunas sugerencias:

1) Hacer que las poblaciones apáticas al proceso entiendan que la única forma de ganar es participando, no se vale votar por “ninguno” no se vale no votar.  Si de veras quieres contribuir a un mejor país, tienes que participar.

2) Reavivar en el imaginario popular de la clase media aspiraciones por seguridad ciudadana y respeto a la libertad individual.

3) Amarrar su estrategia de forma concreta y pública en el diálogo municipal y provincial.

4) Denunciar de forma enfática la división del territorio antes de los comicios del 16 y lograr que cualquier iniciativa tendente a cambiar el ordenamiento territorial sea detenida.

Encontrar mecanismos para fijar en el imaginario popular tres cosas:

1) Que son las clases económicamente más retadas las que cargan el costo de la corrupción estatal;

2) Que es una responsabilidad del Estado prevenir, evitar y sancionar la corrupción. 

3) Que ir al Estado a acumular poder o dinero, por el sólo hecho de acumular, no es una meta válida y debe ser socialmente detenida y condenada.

Para poder tener credibilidad en esto deberá:

Separar si no del Partido, al menos de la vocería y lugares de prominencia, a aquellas personas que en el imaginario popular son culpables de corrupción. (Don Hipólito lamentablemente no puede estar en la próxima movilización contra la corrupción.)

Dar el mensaje claro e inequívoco de que, empezando por todas las élites y siguiendo con toda la población, el “borrón y cuenta nueva” acaba con él.  El “borrón y cuenta nueva” ha sido la comida de la boa de todos los gobiernos después de la muerte de Trujillo y es de muchas maneras lo que aún nos sume en la desesperanza y en la corrupción. La lucha por la corrupción debe ser confiada a un Guillermo Moreno y permitir que aquellos del PRD/PRM involucrados en actos de corrupción también reciban las consecuencias de sus acciones.

Lo dicho, mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Especialista en desarrollo económico e inclusión, con más de 20 años de experiencia internacional. Licenciado en Derecho de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, con Maestrías en Banca y Comercio Internacional y en Finanzas, ambas de American University en Washington D.C. Ha publicado extensamente y disertado en varias universidades extranjeras sobre políticas públicas, microfinanzas y riesgo.