Políticas sociales

Políticas Sociales tiene el propósito de compartir con los lectores el análisis y las consecuencias de las políticas públicas a nivel local y global, con objetividad e imparcialidad, utilizando las herramientas técnicas que pone a nuestra disposición la ciencia económica.

Equilibrio fiscal engañoso

El informe de ejecución presupuestaria del primer trimestre del año que presenta la Dirección General de Presupuesto en su página web puede ser engañoso en lo que respecta al aparente equilibrio de las finanzas publicas. De acuerdo con las proyecciones previstas en la Ley General de Presupuesto, el en periodo enero – marzo de este año debimos cerrar con un déficit fiscal de RD$22 214.2 millones, equivalentes al 30 por ciento de los RD$73 882.6 millones planificado para todo el año. Sin embargo, el déficit fue de apenas RD$4,391.5 millones.

Esos números fríos dirían que la tendencia sería terminar el 2015 con un déficit fiscal muy por debajo de la meta previamente citada. Y desde el punto de vista contable, hasta tendríamos un superávit fiscal significativo, al considerar como ingresos el ahorro de los RD$93 455.4 millones logrado en comprar la deuda del país con la República Bolivariana de Venezuela a través de petrocaribe. Una forma mágico fantasiosa de decir lo que no es que merece ser llevada a los casos de “juegos mentales” que pasan por la televisión.     

Tampoco conocemos el monto dejado de entregar al Banco Central por concepto de la ley de recapitalización de ese banco.

Pero el mismo informe de ejecución presupuestaria se encarga de descifrar que la reducción del déficit al 19.7 por ciento del programado para el primer trimestre del año tiene que ver con la caída del gasto de capital, es decir en la ejecución de proyectos de infraestructuras, mientras se observa un incremento  en el uso de la ventana de crédito del Banco de Reservas por parte del Estado y se recurre al mecanismo del fideicomiso con el peaje en las autopistas, para la construcción de carreteras y pasos a desnivel. Sin esta vía financiera de escape, entonces el sector público hubiera tenido que ejecutar el 100 por cien del gasto de capital correspondiente al periodo enero – marzo y el irrelevante monto de déficit del primer trimestre dejaría de ser ficticio.

En el ambiente de aparente holgura financiera del Estado, remontan los atrasos del gobierno con el subsidio al sector eléctrico, estimado en unos 900 millones de dólares, a pesar de los ahorros en el costo de la energía, como consecuencia de la caída del precio del petróleo. Siendo esta la causa principal de los apagones prolongados en las últimas semanas, no el aumento de la demanda de energía por ser época de verano.

Si usted deja de pagar lo que debe, evidentemente que sentirá en sus bolsillos un efecto liquidez que desaparece tan pronto es obligado a cubrir sus pasivos. Hablamos de una elevación del atraso en el pago del subsidio de 250 a 300 millones de dólares, ya que el monto del atraso corriente regularmente oscila alrededor de los 600 millones, por el que hay que pagar una tasa de intereses superior al promedio del que paga la banca en depósitos a plazos.

Solamente por esta vía habría que subir el déficit ficticiamente calculado más de 10,000 millones de pesos. En adición, hay atrasos con suplidores del Estado y con ingenieros contratistas del obras que son el secreto mejor guardado, debido a la falta de transparencia, que sumados a ese déficit probablemente lo lleven superar los RD$22 214.6 previstos para el primer trimestre. Tampoco conocemos el monto dejado de entregar al Banco Central por concepto de la ley de recapitalización de ese banco.

Grecia recurrió su verdadero déficit fiscal, a los ojos del FMI, en primer lugar a ocultar, para poder ingresar a la Unión Europea, después acudió a contabilidad creativa para encubrir el impacto fiscal de una política gasto social insostenible, que cuando se descubrió en el 2010, demostró lo inapropiado de vivir mas allá de sus posibilidades.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Economista egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, con máster en Gestión y Análisis de Políticas Públicas de la Universidad Carlos III de Madrid y posgrado en Mercados de Valores de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.