Políticas sociales

Políticas Sociales tiene el propósito de compartir con los lectores el análisis y las consecuencias de las políticas públicas a nivel local y global, con objetividad e imparcialidad, utilizando las herramientas técnicas que pone a nuestra disposición la ciencia económica.

Transparencia presupuestaria

La semana pasada se produjeron dos declaraciones de organismos internacionales sobre la economía dominicana que ponen en entre dicho la percepción ciudadana sobre dos aspectos neurálgicos. El representante del Banco Mundial en el país reiteró lo que había señalado otras veces, en el sentido de que el crecimiento de la economía impacta tímidamente en la reducción de la pobreza y de que no es recomendable que una economía con bajo ingresos fiscales se endeude a la velocidad que lleva el país, porque se traduce en impuestos que deben pagar hasta los que no han nacido.

Por otro lado, el Departamento de Estado de los EE.UU. critica la falta de transparencia del gasto público dominicano, encabezando la lista negra de la región, junto a Haití y Nicaragua. De paso, cuestiona que la Presidencia de la República maneje un presupuesto que solo es superado por los Ministerios de Educación y de Salud Pública. Este año la Presidencia de la República ejecuta un presupuesto de RD$46,123 millones,  igual al 10.1por ciento de los ingresos fiscales (455,433 millones) y al 8.7 por ciento del total del gasto (RD$529,316 millones).

Si usted tuviera la oportunidad de visitar una muestra de los lugares a los que ha ido el presidente se preguntaría qué hicieron los campesinos con el dinero recibido para unos propósitos que no se ven. 

Debemos confesar que desde la eliminación de la famosa cuenta 1401 en el año 2001, que otorgaba poderes extraordinarios al presidente de la República para gastar a su antojo excedentes presupuestarios prefabricados mediante el mecanismo subvaluar los ingresos e impedir a los hoy ministerios ejecutar el 100 por cien de sus asignaciones presupuestarias, nos habíamos olvidado de lo impropio que es concentrar el presupuesto en el Poder Ejecutivo. Es cierto que de la Presidencia de la República dependen todos los Programas sociales que usted se pueda imaginar, pero no es menos cierto que se trata de Programas con marcados objetivos clientelar y en los que hay más posibilidad para una transparencia opaca.

Los informes anuales de Transparencia Internacional (TI) incluyen a República Dominicana entre los países que encabezan la lista mundial en los que prevalecen la corrupción, el despilfarro en el uso de los fondos públicos y en el aprovechamiento de los puestos en el Estado para obtener beneficios pecuniarios individuales. Esto no ha cambiado ni un ápice, pero concentrados en atacar a Leonel Fernández, con razones más que justificadas,  los informes de TI no han causado los ruidos en la opinión que provocaban tiempos atrás.

Ahora, el Departamento de Estado de los EE.UU. nos clasifica dentro de los países de la región de América Latina y El Caribe con menor transparencia en el gasto público, compitiendo con dos de los países más pobres de la región, un Estado fallido, nuestro vecino Haití, y Nicaragua, no solo mas pobres que nosotros, sino que también acusa serias debilidades institucionales. Nunca antes esta observación del Departamento de Estado de los EE.UU. habría tenido la importancia que reviste hoy día, en medio de un proceso reeleccionista que inevitablemente incidirá en una relajación del gasto público a todos los niveles.  

En cada una de sus visitas semanales, el presidente Danilo Medina ordena la entrega  de fondos en calidad de préstamos a productores agrupados en cooperativas agropecuarias y otros tipos de asociaciones del campo. Si usted tuviera la oportunidad de visitar una muestra de los lugares a los que ha ido el presidente se preguntaría y que hicieron los campesinos con el dinero recibido para unos propósitos que no se ven. No se observa ni una reducción del desempleo y de la pobreza en el campo ni un aumento de la producción agropecuaria como consecuencia de estas acciones puntuales, pero importa más la popularidad que generan que la calidad del gasto público. Enhorabuena esta observación del Departamento de Estado de los EE.UU., aunque nos acusen de permitir que vulneren nuestra soberanía.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Economista egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, con máster en Gestión y Análisis de Políticas Públicas de la Universidad Carlos III de Madrid y posgrado en Mercados de Valores de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.