Entre Usted y Yo


Par de 8 da

Danilo y Leonel son uña y mugre desde mucho antes que Balaguer les entregara el poder. Y no van a dejar de serlo ahora cuando disfrutan del dominio absoluto del narco-estado y paraíso de la corrupción que han solidificado juntos. La reelección no va.

El meneo de la reelección -planificado o no- es una saga de la recogida de firmas que hizo Félix Bautista para Leonel en 2011 que tan buenos dividendos le dio al PLD. Aquello fue pura entretención del mercado electoral y reparto entre los suyos de cientos, miles de millones de pesos que inflaron el déficit fiscal.

Aquella vez fueron puestos en filas (provincia por provincia) todos los menesterosos del territorio que acudieron a estampar su firma por un par de pesos. Los actos fueron grabados para difundirlos por los medios masivos de promoción que soportan el narco-estado y se hizo un millonario espectáculo en el palacio de los deportes donde les fueron entregados a Leonel no sé cuántos cientos de libros contentivos de “dos millones de firmas”. ¿Por cierto, dónde reposarán esas joyas costosamente encuadernadas?

El meneo de la reelección es ganancia para el PLD desde cualquier punto que se le mire, aunque los más despistados anden por ahí insultándose entre ellos.

Aquella vez la oposición -con el PRD (que en paz descanse) todavía fuerte y con peso específico para liderar una alianza- se sentó a esperar para ver si Leonel iría o no. Ahora la atomización de la oposición la hace inexistente prácticamente, así que Leonel y Danilo pueden retozar a su antojo, y si en el retozo se dan un mal golpe no será cosa que no subsanarán entre ellos. Danilo guanteó con Leonel en 2007, fue derribado y posteriormente levantado por el propio Leonel con $40 mil millones y es el titular nominal del narco-estado.

En el guanteo actual Leonel es el chata y como tal ha sido castigado fuertemente con par de rectos al mentón, pero tambaleante sigue en pie. De algo Usted puede estar seguro: Danilo cuenta ahora con la potencia para derribar a Leonel, pero no lo hará. 

Mire, desde que Danilo le entregó el PLD a Leonel ha vivido muy bien a la sombra de éste. Cuidado si se asombra por lo antes dicho,  recuerde que el primero que en el PLD pactó con el poder de facto del país fue Danilo Medina. Balaguer lo hizo presidente de la cámara de diputados durante el período 1990-1994.

Así que en la primera mitad de la última década del pasado siglo Danilo era el primer y único peledeísta con poder real cuando casi todos los demás -incluyendo a Leonel- andaban en chancletas.

No sé qué motivó a Danilo a poner todo su caudal de poder -y sus fuertes vínculos con las bases del entonces partido- en favor de Leonel para que éste aplastara a los viejos jorocones de la organización cuando Bosch no daba para más, pero hay que reconocer que al tipo la movida le salió perfecta.

Cuando Balaguer los puso en el palacio nacional en 1996, desde el primer hasta el último día de ese período Danilo fue literalmente el poder detrás del trono. Se dice que cuando Leonel se sentó en la silla presidencial le preguntó a Danilo: “¿qué vamos a hacer?” Y éste respondió: “a gobernar”.

Bajo la sombra de Leonel Danilo ha hecho de todo, pero vamos a rememorar sólo un par de asuntos. Primero: el famoso PEME que hizo desaparecer de las arcas públicas $1,500 millones mal contados (1996-2000). Del mismo Medina se benefició tanto como Leonel y Luis Ynchausti. Éste último fue a parar a la cárcel, Leonel fue salvado de ir a prisión por Hipólito y a Danilo ni se le mencionó en el asunto, aunque fue su ideólogo y organizador.

Segundo: Danilo creó las no menos corruptas nominillas que desangran al estado y las acusaciones de corrupción por el asunto son exclusivas para Leonel, aunque el mandatario actual daba la aprobación para las inscripciones.

Mire, la realidad es que Danilo detrás de Leonel siempre se mantuvo fresco, haciendo y deshaciendo sin estrés. Su cara maltrecha de hoy es testimonio de lo que digo. Danilo sabe que más temprano que tarde le tocará responder personalmente por la corrupción de hoy, que no es menor que la encabezada por Leonel.

Así que Danilo no puede darse el lujo de noquear a Leonel, porque eso equivaldría a darle un nocaut a la tranquilidad que siempre exhibió a la sombra de Leonel. La reelección no va y con cualquiera de los dos, u otro cualquiera que pongan, en 2016 par de 8 da. El meneo de la reelección es ganancia para el PLD desde cualquier punto que se le mire, aunque los más despistados anden por ahí insultándose entre ellos. Tal es la ganancia que el tema sacó de los medios que lo estuvieron aireando los asuntos Quirino/Leonel y Félix Bautista/Domínguez Brito.

Estemos claros, entre Danilo y Leonel no hay diferencia en el nivel de perversidad alcanzado por ambos. Si en el año 2000 Leonel entregó un país con los bienes del estado traspasados graciosamente al sector privado, y remató la minería y buena parte de las playas en el período 2004-2012, Danilo entregará un territorio chamuscado y con el resto de sus bienes en manos extranjeras. Es lo que puede inferirse de las tumbas de preparación del terreno que están haciendo en estos días en las lomas donde se levantarán las nuevas cosechas de minerales que ya fueron comprometidos con el voraz mercado internacional.

Por hoy, me voy. Que Dios le llene de bendiciones, y no permita que los narcos-políticos continúen aplastando a los demás en la RD.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.