Un inicio legal

Me propongo hablar sobre temas actuales, pero desde el punto de vista de nuestras leyes, con lo cual busco que el gran público tenga una noción de que todo lo que le sucede está regulado por la Constitución y las leyes adjetivas, reglamentos y ordenanzas municipales.

Convenios con Haití

Corría el año de 1996 cuando asume la dirección de la entonces Secretaría (hoy Ministerio) de Estado de Relaciones Exteriores el Dr. Eduardo Latorre, y, como parte de sus tareas inició un proceso de recopilación de todos los convenios firmados por la República Dominicana con los países con los que mantiene relaciones diplomáticas, entre ellos nuestro importante socio comercial:  Haití.

En la compilación Convenios bilaterales entre la República Dominicana y Haití se recogen los convenios, tratados y acuerdos firmados por ambas naciones, los cuales están vigentes al día de hoy, pues ninguna de las altas partes contratantes los ha denunciado, por lo que paso a enumerarlos, groso modo, y a hacer una apretada síntesis:

1. Convención de 1867 entre la República Dominicana y la República de Haití, suscrita el 26 de julio de 1867, mediante el cual  ambos gobiernos se comprometen a mantener la paz en sus respectivos territorios y no permitir que individuos, bandas o partidos se establezcan en el territorio vecino a fin de subvertir el orden legalmente establecido.  Además, establece  el nombramiento de embajadores y cónsules en ambos territorios, el mantenimiento de la integridad territorial tal como estaba en ese momento y sienta las bases para la firma del futuro acuerdo fronterizo y se establece el libre comercio entre ambas naciones sin cargas fiscales (art.9); se establecen las bases para un acuerdo de extradición y la firma de un acuerdo de paz definitivo.

2. Tratado de Paz, Amistad, Comercio, Navegación y Extradición, suscrito el 9 de noviembre de 1874, mediante el cual las partes a) reconocen que son las únicas con soberanía sobre la isla de Santo Domingo, b) se juran paz perpetua y amistad franca y leal entre ambas república y sus ciudadanos, c) se obligan a mantener la integridad de sus territorios, d) se comprometen a celebrar un tratado fronterizo para delimitar ambos territorios, e) los buques de ambas naciones podrán atracar en los puertos de libre acceso y ser tratados bajo el pie de la más perfecta reciprocidad, f) las mercancías extranjeras que entren por puerto en ambos territorios deberán pagar todos los derechos fiscales vigentes, sin embargo, serán libres de todo derecho de importación de los productos territoriales e industriales de ambas Repúblicas que se introduzcan por buques nacionales, g) los ríos y lagos que son compartidos por ambos Estados serán de libre navegación; reiteran en el artículo 10 que todos los productos territoriales e industriales de ambas Repúblicas que se introduzcan por las fronteras, estarán libres de derechos fiscales, h) se establece las bases para construir un tren entre las capitales de ambas naciones, i) la República de Haití compensaría a la República Dominicana por las ventajas del comercio que mantenía en ese momento con la parte dominicana y a futuro, si fuere a la inversa, se haría lo mismo (art.12), j); se habla de restitución de bienes que ciudadanos de ambos Estados tenga que hacer respecto del otro, subordinado a la aprobación del Gobierno Dominicano, k) se establece que los ciudadanos de ambas naciones podrán establecerse en el territorio de la otra, cumpliendo con las leyes nacionales y beneficiándose de las mismas, l) el establecimiento de consulados y agentes comerciales, m) se establece la extradición de nacionales de ambos países que estén en sus respectivos territorios acusados de cometer los crímenes y delitos detallados en el Art.35 y se establece que los presidentes de ambas Repúblicas son los únicos facultados para ordenar dicha extradición y el costo de la extradición debe pagarlo la parte que la reclama, entre otras materias generales.

3. Convención  entre La República Dominicana y la República de Haití, suscrita el 9 de octubre de 1880, en la cual las altas partes contratantes se comprometen a mantener la neutralidad en ambos territorios y no permitir que se establezcan personas que atenten contra la paz interior o contra la estabilidad de uno de los dos Estados.

4. Acuerdo sobre tránsito de automóviles celebrado entre La República Dominicana y la República de Haití, suscrito el 21 de mayo de 1927, mediante el cual se permite el libre tránsito de automóviles y sus respectivos conductores autorizados a circular dentro del territorio de ambas república, sin tener que pagar tasas o impuestos existentes, con un permiso especial de entrada de automóviles expedido por las autoridades fronterizas.  Lo que vale decir, que los automóviles que transitan en la calles de la República Dominicana con sus respectivas placas, pueden circular en la República de Haití sin pagar tasas o impuestos, previa autorización de las autoridades consulares y viceversa.

5. Tratado fronterizo dominico-haitiano, suscrito el 21 de enero de 1929, mediante el cual se delimita la frontera entre la República Dominicana y la República de Haití. Luego, el 9 de marzo de 1936,  se firma el Protocolo de revisión del tratado de fronteras domínico-haitiano del 21 de enero del 1929, mediante el cual se modifica el Art.1ro. del acuerdo y la República Dominican cede una franja amplia de su territorio a Haitía fin de solucionar el impase fronterizo y delimitar de una vez y para siempre su frontera.  El 15 de marzo del 1936 se firma un Anexo del protocolo sobre fronteras de 1936, mediante el cual se establece la forma y extensión de la hoy denominada carretera internacional y que su costo de construcción y mantenimiento sería soportado por ambos Estados.

6. Tratado de paz y amistad perpetua y arbitraje, concertado entre la República Dominicana y la República de Haití, suscrito el 20 de febrero de 1929, mediante el cual las partes acuerdan someter todas sus controversias a arbitraje internacional.

7. Modus operandi entre la República Dominicana y la República de Haití, suscrito el 21 de noviembre de 1939, mediante el cual se regula la entrada al territorio de ambas naciones de los nacionales de la otra nación y establece que una vez agotados los procedimientos legales dentro del Estado receptor, el gobierno de cuyo Estado es originario ese ciudadano, deberá correr con los gastos de su repatriación.  De igual forma se establece que todo nacional del otro Estado deberá cumplir con las leyes de migración del Estado receptor y que el Estado que repatríe deberá asegurar la protección del individuo repatriado.

Siendo a mí entender los acuerdos detallados los más importantes, sólo indicaré los demás acuerdos contenidos dicha compilación:

Convenio para la construcción del dique derivador internacional  sobre el río Pedernales entre la República Dominicana y la República de Haití, suscrito el 9 de febrero de 1978;  

Protocolo adicional al Convenio para la construcción del dique derivador internacional  sobre el río Pedernales entre la República Dominicana y la República de Haití;

Acuerdo básico de cooperación entre la República Dominicana y la República de Haití, suscrito el 3 de mayo de 1978.

Luego se hace un detalle de los acuerdos firmados dentro al Comisión Mixta Bilateral Domínico-Haitiana, establecida el 13 de marzo del 1996.  Dichos acuerdos abarcan áreas como deporte, sanidad agropecuaria, migración, educación y cultura, servicios postales para asuntos migratorios, cooperación entre las bibliotecas nacionales de ambos Estados, repatriación  y  contratación de jornaleros. 

Más adelante se incluyen los acuerdos suscritos entre entidades privadas de ambas naciones, como los suscritos entre la Cámara de Comercio e Industria de Haití y la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo; entre la Asociación de Industrias de la República de Haití y la Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA).

Como vemos, tenemos una amplia gama de acuerdos bilaterales firmados con nuestros vecinos haitianos, pero dada la situación delicada de las relaciones entre ambas naciones, muchos de dichos acuerdos aguardan para su efectiva puesta en vigencia.  En otra entrega haré un análisis de las relaciones domínico-haitianas desde la óptica legal y diplomática.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Abogado de profesión graduado de la PUCMM, con posgrado en Derecho Procesal Civil y Diploma de Estudios Avanzados en Derechos Fundamentales de la Universidad Complutense de Madrid, catedrático de Derecho en la PUCMM, árbitro de las cámaras de Comercio de Santo Domingo y Santiago y un dominicano convencido del potencial de nuestro país.