Políticas sociales

Políticas Sociales tiene el propósito de compartir con los lectores el análisis y las consecuencias de las políticas públicas a nivel local y global, con objetividad e imparcialidad, utilizando las herramientas técnicas que pone a nuestra disposición la ciencia económica.

Tasa de política monetaria

Desde que el Banco Central (BC) adoptó una estrategia de política monetaria basada en la inflación,  mensualmente anuncia a los agentes económicos y al público en general cual será el nivel de su tasa de política monetaria (TPM) para los 30 días siguientes. La cual se fija en función de si la tendencia de la inflación se encuentra o no dentro del rango meta, que para este año es de 4.5 por ciento, más o menos un 1.0 por ciento.

La TPM actúa como una señal de hacia dónde se debe mover la tasa de interés del mercado financiero. Tras casi dos años con su TPM en el nivel de 6.25 anual, el BC decidió reducirla en 50 puntos básicos a partir del 1ro de abril, es decir, situándola en 5.75 por anual. La tasa de interés overnight, la que el BC paga a los bancos por sus depósitos nocturnos, se redujo a 4.25 por ciento anual y la tasa de expansión, la que el BC cobra por inyectarle liquidez a la banca la bajó a 7.25.

En su nota informativa sobre la decisión de bajar la TPM el BC señala que en el primer trimestre del año 2015 el crédito de la banca al sector privado se incrementó en un 13.4 por ciento.

Desde comienzo de año el BC ha sostenido que la tendencia hacia arriba de la tasa de interés no tiene justificación en el comportamiento de las variables macroeconómicas. Ha enarbolado la tesis de que una de las razones es la intención de la banca de compensar la caída de los ingresos por concepto de la disminución en las tasas de interés en tarjetas de crédito, consecuencia de la Circular de la Superintendencia de Bancos que los obligó a bajarla del promedio entre 7 y 11 por ciento mensual a 4.5 por ciento. Además de conminarles a cobrar intereses solamente sobre el saldo neto adeudado.

Qué factores a simple vista pueden inducir al alza las tasas de interés, se preguntarán algunos de nuestros lectores. Uno de ellos sería precisamente que una elevación de la inflación reduzca la tasa de interés real de los depositantes, llevándolos a exigir una tasa de interés nominal pasiva mayor. Igualmente, un incremento de la demanda de crédito, combinado con una política monetaria restrictiva, que provoque escasez de liquidez en el mercado.

Los bajísimos niveles de inflación que registra el BC en sus informes periódicos no explican el aumento sostenido de las tasas de interés activas sobre préstamos.  Sin embargo, en su nota informativa sobre la decisión de bajar la TPM el BC señala que en el primer trimestre del año 2015 el crédito de la banca al sector privado se incrementó en un 13.4 por ciento.

Cuando en el mes de febrero pasado el BC intervino el mercado cambiario inyectándole 200 millones de dólares y aumentando en 2.0 puntos porcentuales la tasa de encaje legal, restó a la liquidez bancaria más de RD$20,000 millones. Lo que se hizo con el objetivo de atajar la coyuntural desviación de la devaluación del peso de la senda meta.

Aquí tenemos una combinación de aumento de demanda de crédito con restricción de la liquidez que debe explicar porque se ha mantenido hacia arriba la tendencia de la tasa de interés sobre préstamos.Otro factor que puede estar incidiendo es la predicción de que la suspensión de la política monetaria expansiva en los EE.UU. provocará una subida de la tasa de interés pasiva aquí, para contrarrestar una posible salida de capitales.

Si las expectativas son que la economía dominicana termine creciendo por encima del 5 por ciento anual entonces ha de esperarse que haya cierta resistencia a que la tasa de interés disminuya. La evolución de la liberación de los RD$10,000 millones del encaje legal recién aprobada por el BC podría servir para amortiguar o romper dicha resistencia. El tiempo dirá.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.