Mirando la Economía

Un espacio para tratar los problemas surgidos de la interactuación entre economía y sociedad, en especial los dominicanos.

Patria, patriotismo y patriotería

Parece una herejía abordar el tema de la patriotería cuando apenas hemos concluido las celebraciones del Mes de la Patria. Pero mientras sube el tono de la patriotería ni el Banco Central defiende los billetes que pone en circulación.

Banderas van, banderas vienen, mientras grandes masas “zombizadas” por el chantaje de la propaganda política se abalanzan sobre calles y carreteras ataviadas de símbolos patrios, como si estuvieran en un verdadero carnaval.

Tampoco los patriotas hijos de los que mataron a Trujillo se pronuncian contra esa campaña, a pesar de que se declaran de manera reiterada guardianes contra aquella dictadura.

Poco a poco se logra que un gran por ciento de la población se comporte como guardia pretoriana.  ¿Al servicio de quién? No me lo imagino, pero alguien anda detrás de la dictadura perfecta en el país, la de una sola voz, la de un solo comportamiento, la de un solo partido (como el Partido Dominicano). Las redes sociales andan llenas de trujillismo, aunque está prohibido por Ley, hasta discursos de Trujillo sobre Haití y los haitianos se reproducen de manera masiva, pero quienes tienen el deber de velar por la Ley ni se escuchan.

Tampoco los patriotas hijos de los que mataron a Trujillo se pronuncian contra esa campaña, a pesar de que se declaran de manera reiterada guardianes contra aquella dictadura. Me imagino que ni se han enterado o andan agarraditos de mano con los paleros y demás patrioteros.

Mientras se reclama esa patriotería frente al vecino, nadie parece recordar que la Independencia hubo que hacerla nuevamente en la Restauración, contra España, a cuyos alcahuetes corruptos recibimos y escuchamos, en genuflexión, como esclavos de la “Madre Patria”. Entiendo como una deshonra tal nivel de arrodillamiento frente a la decaída España y sus mandaderos. Es una irreverencia contra aquellos héroes restauradores que fueron ejemplos en el resto del continente, incluso en su forma e instrumentos de lucha, la famosa carga del machete.

Asombrado, observo a instituciones del Estado con derecho propio subsumiéndose en la campaña patriotera, pero incapaces de defender a la moneda, el peso dominicano.

Por doquier proliferan los avisos públicos rechazando los billetes de $ 2,000 pesos. En los peajes, en el centro de la capital, en comercio de Santiago o de Puerto Plata, en restaurantes de comida rápida. No resulta difícil encontrar un negocio que no tenga un letrero de esos que rechazan la moneda que emitió el Banco Central en nombre del Estado dominicano.

¿Ustedes saben lo que dicen la Constitución dominicana sobre la moneda?

Artículo 230. “Fuerza legal y liberatoria de la unidad monetaria. Sólo tendrán circulación legal y fuerza liberatoria los billetes emitidos y las monedas acuñadas por el Banco Central, bajo garantía ilimitada del Estado y en las proporciones y condiciones que señale la ley”.

 Aparte de la Ley Monetaria y Financiera, la Constitución, que fue aprobada posterior a esa Ley, da un carácter “liberatorio” de los compromisos de pago a cualquier moneda emitida por el Banco Central en el territorio nacional. De ello debemos entender que un propietario de un billete o cierto número de monedas puede realizar sus pagos u obligaciones de pago con lo que en ese instante tenga en su poder, pero también que el beneficiario del pago o del cumplimiento de la obligación debe aceptar las monedas o billetes con los que este se realiza.

Sin embargo, decenas de empresas se han rebelado contra los billetes de 2,000 pesos, incluyendo empresas del mismo gobierno, controladas por el Ministerio de Obras Públicas y el Banco de Reservas, sí el banco comercial del Estado.

Mientras el Banco Central se suma a la celebración de la patriotería de ocasión, cierra los ojos frente al rechazo de su billete de mayor denominación pese a que tiene instrumentos legales para actuar y llevar a la Justicia a quienes mantienen la rebelión contra la moneda nacional.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Doctor en Economía de la Humboldt-Universität zu Berlin. Sus estudios universitarios los realizó en la Universidad de La Habana. Ha sido docente y funcionario en universidades dominicanas, consultor de empresas y organizaciones privadas, y fue vicegobernador del Banco Central. Ha publicado libros, monografías y decenas de artículos en medios del país y del extranjero.