Mirando la Economía

Un espacio para tratar los problemas surgidos de la interactuación entre economía y sociedad, en especial los dominicanos.

Algunos desafíos de los dominicanos

La República Dominicana tiene importantes desafíos en el corto, mediano y largo plazo.

El primer desafío es institucional: el Estado de derecho y la garantía de que los tribunales tienen independencia política para mantener ese escenario, sin el cual tampoco hay garantías para las inversiones.

El segundo desafío es el modelo económico que construimos con mucha deuda y poco ahorro doméstico. El modelo se fundamenta en un alto consumo interno sin que se contraponga una base de producción eficiente y robusta.

Hay discusiones sobre el tema, ¿pero cómo se podrá mantener ese nivel de consumo y una clase media que, de acuerdo a las últimas estadísticas, se reduce? Los países que disfrutan de un gran consumo interno primero generaron riquezas, ahorraron y mostraron excedentes de ahorros domésticos. Luego construyeron políticas para aumentar el consumo nacional, mejorando de manera rápida y segura el nivel de vida de su población.

Por el modelo que seguimos va a desaparecer la clase media dominicana de manera muy segura. Basta con que vaya envejeciendo y llegue a la edad no laboral. Los que tengan ahorros en una AFP al jubilarse verán su pobreza. El aporte de un jubilado de clase media luego de 35 años de contribución nunca generaría ingresos de 5,000 pesos al mes. Basta con hacer los cálculos para concluir que en su juventud era clase media y en su vejez nuevo pobre.

Hay un tercer desafío. Es el tema del turismo como emblema para el desarrollo a mediano plazo del país. El 2014 concluyó con la llegada de 5 millones de turistas. Cuando Danilo Medina inició su gestión alguien lo puso a decir que al terminar el mandato el país andaría por los 10 millones de turistas. En 2016 acaba su mandato y será difícil volver a tocar el tema.

El desarrollo del turismo requiere fuertes inversiones en infraestructura (carreteras modernas, puertos y sistemas de agua potables para abastecer los polos turísticos). La inversión del gobierno en esta área a penas se observa en el Este y lenta. Ni siquiera ha podido terminar de unir a Miches-Sabana de la Mar con Santo Domingo, que es lo correcto para enlazar Samaná.

Al gobierno le vendieron la idea de unir Miches a Bávaro, como si fuese la capital del país. El desarrollo natural de Miches-Sabana de la Mar es hacia Samaná donde hay playas, marinas y un aeropuerto internacional. La bahía de Samaná pudiera ser nuestro mar Mediterráneo, pero se requieren grandes inversiones en infraestructura para hacer de esa zona otro polo turístico, que es lo que se trata de impedir al unirla a Bávaro.

De la misma manera que el gobierno fabricó empresarios turísticos en Puerto Plata, hoy un basurero vergonzoso, debería entrometerse y dar un golpe de timón para que allí se produzcan cambios. Playa Dorada debe ser declarada de utilidad pública y expropiada por el gobierno. Luego negociada con inversionistas extranjeros que están dispuestos a comprarla y rehacer todo allí para convertirla en un destino de cinco estrellas. Una empresaria de Playa Dorada impidió la operación. Entonces, es hora de que entre el Estado e imponga el interés común. Una expropiación simple y se paga con lo que ingrese por su venta a los inversionistas europeos. De esa manera se termina con el basurero de Playa Dorada.

Entre Luperón y Montecristi hay decenas de playas, cayos e islotes con bellezas naturales que pocos dominicanos conocen. Si hay inversiones en infraestructura hacia la zona llegarán muchos capitales para construir hoteles, sin duda.

El turismo, como desafío para el país, hay que verlo con urgencia. Cuba arregla sus asuntos con los Estados Unidos y está más cerca que nosotros para atraer turistas estadounidenses. Una gran corporación hotelera estadounidense que tiene tres hoteles en Santo Domingo tiene una carpeta con 22 proyectos hoteleros en Cuba. Ya los ha presentado al gobierno cubano. Esos y otros empresarios estadounidenses son de los que presionan al gobierno de EE.UU. para resolver el diferendo con Cuba. Saben de los buenos negocios que están en camino.

Claro, para entender estos desafíos económicos y sociales deberíamos también examinar de qué manera el régimen tributario dominicano es un obstáculo para superarlos.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Doctor en Economía de la Humboldt-Universität zu Berlin. Sus estudios universitarios los realizó en la Universidad de La Habana. Ha sido docente y funcionario en universidades dominicanas, consultor de empresas y organizaciones privadas, y fue vicegobernador del Banco Central. Ha publicado libros, monografías y decenas de artículos en medios del país y del extranjero.