Mirando la Economía

Un espacio para tratar los problemas surgidos de la interactuación entre economía y sociedad, en especial los dominicanos.

EEUU y las expropiaciones en Cuba

El tema de las expropiaciones ejecutadas por Cuba en los años siguientes al triunfo de la Revolución Cubana está muy presente en los periódicos españoles.

Muy pocos de los diarios estadounidenses destacan el tema ni confieren tanta importancia, como los diarios españoles, en especial los vinculados al gobierno. Y es que la élite intelectual de izquierda o de derecha de España no acepta que el proceso de distensión entre Cuba y EEUU se produzca sin que la nariz de la decaída “madre patria” aparezca de alguna forma. Ha sido muy evidente el “fiasco” del canciller español –y del gobierno- en su intento de “meterse” en  el proceso de distensión.

Ahora “la preocupación” española, al menos en sus diarios, es que en EEUU hay reclamaciones contra las expropiaciones hechas en Cuba después de 1959 y que nunca fueron compensadas.

Olvidan, los que mantienen vigente el tema, que el comunismo se derrumbó en Europa del Este y allí las reclamaciones se esfumaron –y eran mayores que las presentadas frente a Cuba. En Europa del Este tampoco fueron devueltas las propiedades confiscadas. El capitalismo partió de cero, fue un borrón y cuenta nueva.

En Cuba, una vez terminadas las negociaciones con EEUU y levantado el embargo, viene un borrón y cuenta nueva. Las reclamaciones son mecanismos políticos, no otra cosa, sobre todo cuando hay enemistad o enfrentamientos sin acudir a la pólvora. EEUU conoce el tema muy bien. EEUU se quedó, por expropiaciones sin compensaciones, con muchas industrias instaladas en su territorio, pero que pertenecieron a conglomerados industriales alemanes que colaboraron y ayudaron al gobierno de A. Hitler. Famosas marcas de medicamentos y cervezas estadounidenses en realidad son alemanes, austríacos, checos, etc.

Entre quienes reclaman se menciona a la Coca Cola, como si esa empresa fuese algo más que un símbolo del capitalismo estadunidense, o algo sobrenatural, divino. Se mencionan a las clásicas petroleras estadounidenses, como si el capitalismo de EEUU hubiese detenido el tiempo junto a Cuba en la década de 1950.

Ya hay poderes mayores hoy día en EEUU, nacidos muchos años después de 1959, con más dinero y poder que aquellos ecónomos del imperialismo económico estadounidense. El mismo Barack Obama lo dijo cuando dio a conocer la distensión con Cuba: nuestra generación no había nacido entonces ni tiene por qué cargar con esa responsabilidad creada en otros tiempos.

Por más de un siglo EEUU ha sido un creador neto de tecnología. No es verdad que va a ponerse de reclamar hierros viejos. Piense usted que me lee en las maquinarias de la Coca Cola en Cuba en 1959. Calcule su valor presente. O las maquinarias de Colgate Palmolive. Si se usan en Cuba es porque no tienen otra opción, pero el valor presente de esos hierros viejos es cero.

Mucha tecnología ha llovido en materia de envases de todo tipo desde 1959.

O piense en la expropiación del Diario de la Marina, cuyo nombre jamás fue usado por el gobierno cubano. Las maquinarias del Diario de la Marina corresponden a la generación de impresión de tipografía a plomo, el sistema inventado por Johannes Gutemberg, sistema que fue sustituido por el moderno sistema de impresión offset que vino luego. Sin embargo, al sistema offset le vino una tercera revolución, la digital.

Por lo que conozco, aquellas maquinarias del Diario de la Marina sobreviven, pero ¿qué valor pueden tener? Sólo valor de museo, si alguien dispone de un espacio tan grande para tenerlo.

Hay que aceptar la idea de que las famosas reclamaciones sólo tienen o tuvieron valor político. Y ver las motivaciones en quienes encienden el tema. Hay muchos heridos por la distensión Cuba-EEUU.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Doctor en Economía de la Humboldt-Universität zu Berlin. Sus estudios universitarios los realizó en la Universidad de La Habana. Ha sido docente y funcionario en universidades dominicanas, consultor de empresas y organizaciones privadas, y fue vicegobernador del Banco Central. Ha publicado libros, monografías y decenas de artículos en medios del país y del extranjero.