Mirando la Economía

Un espacio para tratar los problemas surgidos de la interactuación entre economía y sociedad, en especial los dominicanos.

El impacto en RD de la caída de los precios del petróleo

Una simple demostración estadística lleva a la conclusión de que, como consumidor neto de petróleo, la República Dominicana obtiene un impacto favorable del derrumbe de los precios de ese importante producto.

Sencillo, si usted contrasta la cuenta comercial de la balanza de pagos, verá una caída significativa en las importaciones dominicanas. Hasta ahí, la demostración estadística es un éxito.

Y puede seguir alentando ese “éxito” comparando la  caída de las importaciones  respecto al producto interno bruto (PIB) o comparando el resultado de la balanza de pagos de año en año. Con dichas estadísticas hasta nos pudiéramos embriagar de alcohol, empezando temprano la festividad navideña.

En 2015 las EDES registrarán caída de sus ingresos, acumularán nuevas deudas con los generadores y deberían tener tantos problemas que pudieran no poder pagar a sus empleados.

Sin embargo, fuera del ámbito de esas estadísticas, en la realidad de nuestra economía –y muy especialmente en las finanzas públicas-, la caída de los precios del petróleo es tan demoledora para nuestra economía como lo es para Venezuela.

El tema es que Petrocaribe es un subsidio muy perverso; ha llevado a  las finanzas públicas del país al borde de la catástrofe. No es en el 2016 cuando llegará el desastre. Ya llegó.

Veamos el siguiente escenario.

 A parte de que hasta septiembre pasado el gobierno tenía un atraso de 185 millones de dólares en el pago de la deuda generada por Petrocaribe, a ese mismo mes arrastra un impago de 1,120 millones de dólares con los generadores de electricidad. A diciembre, la deuda con los generadores llega a los 1,200 millones de dólares.

Son dos cesaciones de pagos de deuda, una con Petrocaribe o Venezuela, el “Gran Tío” bolivariano, y la otra con las empresas que generan electricidad en el país.

Y ambos hechos se relacionan.

Mientras los precios del petróleo estaban altos, el financiamiento de Venezuela al país ayudaba a mantener el subsidio al sector eléctrico. Como la generación de efectivo a favor del gobierno es menor por el menor precio del petróleo y como los precios de la electricidad siguen iguales, el gobierno no tiene cómo pagar a los generadores de electricidad.

Para entender el mecanismo debemos esclarecer  cómo funciona Petrocaribe. El acuerdo funciona a partir de los 50 dólares el barril de petróleo, de manera automática. Los beneficiarios del acuerdo financian una porción, hasta un 30 % de la factura del petróleo consumido. A 20 años con una tasa del 1 %, en principio, aunque luego fue elevada en algunos casos hasta un 2 %.

Significa que mientras más se aleja el precio sobre los 50 dólares, el financiamiento a República Dominicana es mayor, pero mientras más se acerca a los 50 dólares, el financiamiento es menor o puede llegar a cero.

Esa es la clave para entender por qué para nuestro país, en las condiciones actuales de las finanzas públicas, dicha caída de precios se transforma en un desastre financiero.

Observemos que el 40 % del presupuesto del gobierno es financiado. Y que ese financiamiento del 40 % del presupuesto está relacionado con el subsidio al sector eléctrico. Dicho subsidio anda por el 1.2  % del PIB. Hasta hace poco lo financiaba, en gran medida, Petrocaribe. Ya no.

Mientras más se aleja el precio sobre los 50 dólares, el financiamiento a República Dominicana es mayor, pero mientras más se acerca a los 50 dólares, el financiamiento es menor o puede llegar a cero

Por eso es la maniobra financiera con el Banco de Reservas. Para no violar la ley que rige a dicho banco, el financiamiento a la CDEE debe registrarse en enero. O de lo contrario debería el Congreso aprobarlo como deuda pública. El Reservas dirige el pool de bancos que financia 400 millones de dólares (30 % de la deuda total con los generadores, porque no hay para más).  Ese pool recibe de las EDES  la factura de los grandes consumidores que en adelante pagarán a los bancos y no a las EDES.

En 2015 las EDES registrarán caída de sus ingresos, acumularán nuevas deudas con los generadores y deberían tener tantos problemas que pudieran no poder pagar a sus empleados.

Ahora llegan las preguntas. ¿Y el resto de la deuda con los generadores? ¿Llegarán a apagar las plantas?  ¿De dónde pagarán la deuda restante?

Y alguien muy ignorante puede decir: si el petróleo cae, los precios de la electricidad deben bajar, y de esa forma caerían los pagos a hacer a los generadores. Llegado ese momento,  el amigo Bichara deberá salir a desmentir eso y explicar por qué la caída de los precios del petróleo no puede llevar a una caída de la tarifa eléctrica.

Digo que deberá hacerlo Bichara, porque Danilo seguirá “indiferente” al tema, como con todos los problemas nacionales.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Doctor en Economía de la Humboldt-Universität zu Berlin. Sus estudios universitarios los realizó en la Universidad de La Habana. Ha sido docente y funcionario en universidades dominicanas, consultor de empresas y organizaciones privadas, y fue vicegobernador del Banco Central. Ha publicado libros, monografías y decenas de artículos en medios del país y del extranjero.