Finanzas para pensar y hacer

Herramientas e información para que cualquier lector pueda conocer sectores de los mercados financieros y nuevas alternativas para manejar sus inversiones.

El oro, ¿qué debemos saber?

Desde mucho tiempo atrás, el oro le ha dado al hombre y a las naciones la tranquilidad de la riqueza. A pesar de los tiempos y de nuevos materiales y otras formas de ser rico sin tener un gramo de oro en la caja fuerte, este metal sigue dándonos a todos una sensación de fortuna y de valoración. Es por esto que muchas personas, entre ellas yo, pensamos que este commoditie sirve de respaldo del dinero en los momentos de caos total. Hasta podría pensarse en temas apocalípticos, cuando los billetes solo serían  papel y el oro, como siempre lo ha hecho, serviría para referenciar el valor de los bienes.

No hay un ejemplo apocalíptico pero sí referencias de cómo aumentó su cotización luego de la crisis financiera de 2008, llegando a valer en el año 2011 más de 1,900 dólares estadounidenses la onza. Hay que entender que los grandes inversionistas entran en este rubro para especular, ya que este tipo de commodities no generan rendimiento ni nada; se adquiere para ganar vendiendo caro más que para respaldar sus fondos en una situación de crisis.

Es verdad que muchas personas en el mundo sintieron la necesidad de comprar oro como respaldo de su dinero líquido, ya que era un momento donde no se sabía qué iba a pasar con la economía. Además de que muchos fondos de inversión diversifican su cartera y mantienen una porción en commodities así como países, en distinta proporción, lo mantienen como garantía de las reservas internacionales.

Sabiendo que en tiempos de crisis la cotización del oro tiende a subir, hubo momentos en los que muchos esperaron una nueva alza; lo hacían tan solo mirando un índice: el de la inflación en los Estados Unidos. ¿Por qué? Muy sencillo: luego de 2008, el gobierno estadounidense comenzó a brindar estímulos, cortando las tasas de interés, recomprando bonos, bajando los rendimientos de éstos, buscando que el dinero se mantuviera en la calle de forma más líquida.

La inyección de dólares por parte de la Reserva Federal fue muy importante e incidió  en la recuperación estadounidense, pero no ha producido el consumo que se esperaba. Esto hace pensar que esa masa monetaria y las bajas tasas de interés terminarán originando inflación, y con ello una expectativa de crisis que aumentará la cotización del oro. Incluso, luego de eliminar a finales de octubre de este año el famoso quantitative easing (compra de bonos por parte de la Reserva Federal), hay autores que alertan sobre una posible deflación.

De igual forma si sientes que tu portafolio debe diversificarse y estás interesado en comprar oro, deberías pensarlo como una inversión más a largo plazo y teniendo en cuenta que puedes invertir de las siguientes tres maneras:

Comprar oro físico: puedes ir y comprar directamente un lingote de oro. Esta es la forma más directa de adquirirlo. Tú mismo puedes guardarlo o dejarlo en la bóveda de un banco. 

Invertir en acciones de compañías mineras: en otras columnas hemos hablado de qué debes hacer para introducirte en la bolsa. Al comprar estas acciones debes valorarlas como cualquier otra empresa: por su rendimiento, sus posibles futuros negocios en, por ejemplo, nuevas excavaciones y, por último, sabiendo que si la cotización del oro sube, lo más probable es que se incrementen sus resultados.

Para inversores con mayor capital: comprando ETF de algunos fondos de inversión dedicados a este commoditie.

Lo más importante y como ya hemos comentado, es entender que cuando los grandes inversionistas entran en el juego es solo para especular. Hay muchos que mantienen una porción como reserva y si quieres entrar deberías hacerlo con dinero estacionario que en lugar de pagar una tasa de casi 0 en el banco y con poco riesgo, te puede servir para en 10 años probablemente tener una capacidad de compra similar a la de ahora.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.