Un inicio legal

Me propongo hablar sobre temas actuales, pero desde el punto de vista de nuestras leyes, con lo cual busco que el gran público tenga una noción de que todo lo que le sucede está regulado por la Constitución y las leyes adjetivas, reglamentos y ordenanzas municipales.

¿Competencia desleal contra quién?

A raíz de la firma del tratado de libre comercio celebrado entre  la República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos de América del Norte y los acuerdos aduaneros firmados por nuestro país, entre ellos el documento “Lineamientos aplicables a los envíos que requieren liberación aduanera inmediata” de la Organización Mundial de Aduanas, el Acuerdo de Cancún, de junio de 1996, ratificado en la reunión de los países miembros del Convenio Multilateral sobre Cooperación y Asistencia Mutua de las Direcciones Nacionales de Aduanas de América Latina, España y Portugal, en fecha 30 de julio del 1998 y las recomendaciones del proyecto FOMIN/BID/CIAT, el entonces presidente de la República Dr. Leonel Fernández emitió el Decreto 402-05, mediante el cual estableció los mecanismos y reglas para el transporte de mercadería y mensajería expreso y liberó del pago de impuestos aquellas cuyo valor no excediera los US$200.00.

Esta medida presidencial, amparada en los instrumentos antes indicados, vino a favorecer al segmento de la población de clase media y media baja que cada día se ve más presionada por el pago de impuestos, sean éstos directos o indirectos y encima de ello tiene que suplirse  todas sus necesidades de energía eléctrica, agua potable, transporte, educación,  medicina, atenciones médicas, seguridad, entre otros;

Pero como dicen en el campo: la felicidad en casa del pobre dura poco, puesto que desde la emisión del decreto de marras,  los comerciantes agrupados en la Organización  Nacional de Empresas Comerciales emprendieron una campaña sistemática contra las compras hechas por internet al amparo de la medida presidencial, misma que fue arreciada en los últimos dos años con el nombre y apellido de competencia desleal.  Y todos nos preguntamos: ¿cuál competencia desleal? ¿contra quién?,  pues cuando analizamos que un frasco de aspirinas de 81 mg. con 30 comprimidos en la República Dominicana cuesta RD$230.00, ese mismo frasco de aspirina, pero de 365 comprimidos en los Estados Unidos de América del Norte cuesta US$7.18 y si hacemos el cálculo a pesos dominicanos a la tasa de actual de US$1.00=RD$43.00 encontramos que el frasco de 365 comprimidos comprados por internet cuesta RD$308.00, súmele a eso el envío, estimemos unos RD$100.00, nos da un saldo de RD$408.00 por 365 pastillas contra los RD$230.00 por 30 pastillas.

Pongamos otro ejemplo: el calzado marca Crocs  del tipo men´s walu accent slep-on loafer tiene un precio unitario en Amazon de US$47.01 lo que equivale a RD$2,021.43, libre de costos de envío dentro del territorio norteamericano y estimemos unos RD$300.00 de envío por courier a la República Dominicana, eso equivale a RD$2,321.43, lo cual dista mucho del precio establecido en una tienda de un centro comercial muy de moda ubicado en la avenida Kennedy que es de RD$3,695.00. Si tomamos en cuenta que los comerciantes dominicanos compran al por mayor y que sus precios estarían muy por debajo de los precios de Amazon, sus ganancias son abismales.

La verdadera competencia desleal es de los comerciantes contra la clase media dominicana, que no le quieren dejar el mínimo resquicio para defender su presupuesto, pues su voracidad está por encima de la del propio gobierno y si tomamos en cuenta que muchos de ellos se han visto envuelto en proceso por evasión de tributos aduanales, pues aún resuenan los casos de evasión aireados en la prensa por el antiguo director de Aduanas Miguel Cocco, que en octubre del 2004 le dio un plazo a una gran tienda por departamentos ubicada una céntrica esquina de la ciudad para que pagara unos RD$252 millones por evasión y denunció, además, que había otras 22 empresas a las que se les estaban haciendo reliquidaciones de impuestos aduanales que podrían sumar RD$14,000 millones. Entonces ¿es la clase media la competidora desleal de los comerciantes o es la inversa?

Por otro lado, la medida que de forma administrativa  acaba de tomar el director general de Aduanas, la cual a todas luces es ilegal por violatoria a  la Constitución de la República,  es una deslealtad del gobierno dominicano hacia el sector de clase media, pues en octubre del 2012 se comprometió a no tocar ese aspecto en la reforma fiscal.  La palabra empeñada vale mucho, pero al parecer las alturas del poder obnubilan a ciertos funcionarios públicos que no acaban de entender que van a los cargos a servir a todos los dominicanos y no solo a un grupo de asociados.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Abogado de profesión graduado de la PUCMM, con posgrado en Derecho Procesal Civil y Diploma de Estudios Avanzados en Derechos Fundamentales de la Universidad Complutense de Madrid, catedrático de Derecho en la PUCMM, árbitro de las cámaras de Comercio de Santo Domingo y Santiago y un dominicano convencido del potencial de nuestro país.