Perlas y margaritas

En este espacio comparto palabras relacionadas con temas que considero esenciales, de primera importancia para mí y la sociedad.

CONEP, sus mentiras y sus aliados

Ya lo dice la sabiduría popular. La mentira tiene patas cortas. Por eso duró tan poco y obtuvo tan pírrico impacto la campaña mediática “Imagina”, lanzada por el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) para hacernos creer que en este país sin autoridades confiables y sin protección efectiva de los derechos laborales el empleo formal siempre es más conveniente que la búsqueda por cuenta propia del moro nuestro de cada día.  

Con su millonaria y melodramática propaganda el CONEP trató de convencernos de la necesidad de ejecutar una reforma laboral que, eliminando derechos conquistados por la clase trabajadora durante décadas de lucha, eleve los niveles de formalidad y competitividad del sector productivo nacional. 

Pero nadie se tragó el cuento de estos señores de la avaricia inconmensurable. Todo lo contrario. Sólo cultivaron rechazo en la opinión pública, y ahora  el Banco Central los termina de desenmascarar compartiendo un análisis de la  Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo 2013, donde se explica que “los trabajadores técnicos del nivel medio, empleados de oficina, trabajadores de los servicios, operarios, artesanos, conductores y trabajadores no calificados, devengan en promedio ingresos/hora más elevados en el sector informal que en el formal , y en la mayoría de los casos trabajan menos horas que los empleados formales”. La publicación muestra a una gran masa de hombres y mujeres que prefieren ganarse la vida fuera de la “seguridad” y el “progreso” del empresariado.  

En el mismo análisis del Banco aparece un dato que deja peor parados al CONEP y a sus voceros. En los 22 años que transcurrieron entre 1991 y 2013 la productividad, el rendimiento, la ganancia de los empresarios por el esfuerzo de sus trabajadores registró un aumento de 82.5%, mientras que el ingreso promedio real de los empleados, de la gente que con su sangre y su sudor generó el incremento de riqueza en ese período, se quedó estancado.  

En otras palabras, en las últimas dos décadas los patronos dominicanos han libado las dulces mieles del progreso, mientras el sector trabajador, desprovisto de un efectivo derecho a la sindicalización, ha tenido que conformarse con el amargo trago de la sobrevivencia. ¡Pero el CONEP todavía se queja de la pesada “carga” laboral!

Aliados del PLD 

La intervención del Banco Central en el debate de la reforma laboral se produce luego de que el CONEP denunciara que el incremento de la informalidad en la economía dominicana se debe, en gran medida, a las fallidas políticas de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Así que, aunque lo podamos usar para poner en evidencia a los empresarios, los datos oficiales son una especie de defensa poco efectiva del peledeísmo y de sus técnicos. ¿Por qué poco efectiva? Porque, queriendo desempeñar la función de abogado del diablo,  de manera indirecta el organismo regulador vincula a todo el equipo económico del PLD en el histórico abuso cometido por la dirigencia empresarial contra la clase trabajadora en los tres períodos de gobierno de Leonel Fernández.  

Del artículo del Banco se puede concluir que en sus pasados doce años de gestión el peledeísmo creó y mantuvo una política donde los beneficios de los patronos crecieron año tras año, a costa de mantener una fuerza de trabajo miserablemente remunerada, con un ingreso mínimo real menor al de 1979. 

Esa tolerancia de la injustísima distribución de la riqueza es la parte oculta y  perversa de la estabilidad macroeconómica y del crecimiento que tantas veces Leonel y su equipo le estregaron en la cara a esta sociedad.

 Esa inercia del Estado frente a la inequidad es el resultado de la alianza entre una dirigencia política delincuencial y una cúpula de empresarios insaciable e insensible.  

Es tarea de la ciudadanía tomar nota de tan abusivo y traicionero contubernio para cuando toque crear nuestra tardía pero necesaria hora de los hornos.  

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.