Perlas y margaritas

En este espacio comparto palabras relacionadas con temas que considero esenciales, de primera importancia para mí y la sociedad.

El CONEP y la corrupción

En el Informe Global de Competitividad 2012 la corrupción aparece como el primero de quince obstáculos para hacer negocios en República Dominicana. En el segundo lugar figuran los impuestos, y en un octavolas regulaciones restrictivas de trabajo, o mejor dicho, el Código que quiere modificar la acicalada dirigencia del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

En el 2010 un levantamiento del Banco Mundial identificó a la corrupción como uno de los tres principales problemas que encuentran los inversionistas cuando intentan desarrollar sus proyectos en esta media isla de olvidos preferenciales.

A pesar de estos y otros resultados de encuestas aplicadas a los mismos empresarios o a sus altos ejecutivos, el CONEP plantea que la mejoría del clima de negocios comience con recortes a los derechos de los trabajadores, y no con una lucha firme contra las prácticas delincuenciales que degluten sin miramientos las capacidades de gestión y los recursos del Estado. Cuando los estudios señalan raíces, el empresariado busca quitarle verdor a las ramas. 

En el debate público actual no se ve al CONEP enfrentando casos concretos de corrupción, ni insistiendo para que se investiguen los grandes robos y perversiones administrativas que se cometieron abiertamente en el pasado gobierno.

¿Por qué el CONEP no reclamó una investigación penal del hoyo o abismo fiscal que nos dejó Leonel Fernández? ¿El caso fue una simple indelicadeza de RD$200,000 millones que no merece la atención empresarial?

¿Alguien vio al CONEP en una acción institucional contra los recientes casos de impunidad y archivo de expedientes de corrupción?

Tampoco el empresariado criollo mostró preocupación por la supuesta falta de tipificaciones que impidió desarrollar en la Justicia el tristemente célebre y emblemático caso FUNGLODE. 

Por el contrario, lo que se observa, con suspicacia, es a miembros de la cúpula empresarial dominicana financiando campañas de íconos de la delincuencia política nacional. Vemos a grandes empresarios “poniendo huevos en distintas canastas”, o donando edificios a personas acusadas de construir y dirigir inmensas maquinarias de hurto estatal.

Mientras los estudios indican que es la corrupción y no el marco jurídico laboral el principal enemigo de la iniciativa privada en el país, la dirigencia del CONEP se hace de la vista gorda, enfila cañones hacia la clase trabajadora, y envía al resto de la sociedad dominicana escenas tan significativas como este selfie histórico que hoy les comparto con el título “Na’ e’ na’ y to’ e’ to’”. 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.