En alta voz

Un espacio para amplificar mi propio pensamiento y el de otros muchos que no pueden o no se atreven a levantar la voz. Compartir mi experiencia como ciudadano militante y mi visión sobre nuestra realidad cotidiana, contrarrestando en la medida de lo posible . la tendencia a callar por temor o a decir solo las "verdades convenientes". Y de vez en cuando poner el dedo sobre la llaga... a ver que sale.

El Tribunal Superior Electoral y la suerte del PRD

Los cinco jueces del Tribunal Superior Electoral (TSE), están a punto de consumar la aniquilación del Partido Revolucionario Dominicano como fuerza política mayoritaria, un desenlace que no se produjo ni siquiera con la renuncia de su fundador, el profesor Juan Bosch, ni con otros conflictos importantes que han sacudido a esa organización en sus 75 años de existencia.

Para cometer esta iniquidad antidemocrática, los magistrados  no solo  han desconocido las normas  estatutarias, la autoridad de los organismos y la voluntad mayoritaria del PRD, sino también los límites que impone la propia ley orgánica del TSE para intervenir en los conflictos internos de los partidos políticos.

La actuación impúdicamente parcializada del TSE le otorga el control del PRD a una minoría ilegítima, encabezada por un presidente de facto, y coloca a una mayoría que ronda el 90 por ciento de los perredeístas en la disyuntiva de  revelarse contra una autoridad ilegítima  o a plantearse otras opciones de acción política fuera del Partido.

La actuación impúdicamente parcializada del TSE le otorga el control del PRD a una minoría ilegítima, encabezada por un presidente de facto.

Todo comenzó cuando en mayo del 2011 el presidente Leonel Fernández y el ingeniero Miguel Vargas se pusieron de acuerdo para constituir las altas cortes  y distribuir los puestos de esos organismos entre seguidores o allegados  de ambos, en una proporción de tres a uno a favor del mandatario,  con algunas  excepciones de rigor.

De entrada, ese trato para asignar los puestos de los  tribunales a vinculados políticos, significó una violación  del artículo 151 de la Constitución de la República, que establece la  independencia y la imparcialidad del Poder Judicial

En el caso del Tribunal Superior Electoral, la parcialidad del nuevo órgano, se puso de manifiesto en el primer litigio de naturaleza electoral  conocido por sus jueces, a propósito del fallo emitido sobre las alianzas presentadas por los Partidos de Veteranos y Civiles y el Partido Revolucionario Independiente a favor del PRD.

En este caso  el juez presidente del TSE, Mariano Rodríguez, reputado como un profesional independiente, intentó actuar de manera imparcial y con apego al mandato de la ley, posición que dejó plasmada en un voto disidente y motivado contra  la sentencia que anuló  el pacto entre el PNVC y el PRD, dejando establecido que “el PNVC sí  cumplió con los requisitos de mayoría de electores en la asamblea que declaró a Hipólito Mejía como su candidato presidencial”.

Esa conducta fue reiterada más adelante cuando el TSE decidió anular una sanción disciplinaria impuesta por un organismo competente del PRD contra el ingeniero Miguel Vargas y otros directivos en una situación en que no estaban envueltas discusiones de candidaturas a cargos electivos o a cargos internos de los órganos directivos del partido, desconociendo con ello no solo un  mandato estatutario del PRD, sino también la propia ley orgánica del TSE  cuando expresa que “no se consideran conflictos internos las sanciones disciplinarias que los organismos de los partidos tomen contra cualquier dirigente o militante, si en ello no estuvieren envueltos discusiones de candidaturas a cargos electivos o a cargos internos de los órganos directivos de los partidos políticos”. (15 de marzo 2014

Desde entonces, todas las decisiones del TSE han sido dirigidas  a desarticular  y dividir al PRD, el partido de mayor raigambre popular y tradición democrática en la vida institucional del país. Esa responsabilidad será ineluctablemente un  estigma moral y un fardo histórico que  tendrán que sobrellevar los actuales miembros del Tribunal Superior Electoral. (Marzo 2014)

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.