Política es todo


La democracia dominicana está enferma

La democracia dominicana está enferma. Su padecimiento es profundo y se ha llevado consigo las principales herramientas para combatir los peligros que normalmente acechan a las democracias, dejando al pueblo dominicano, sobre todo a los más vulnerables, en total estado de indefensión.

La visión patrimonial presente en la mentalidad de los dirigentes políticos, quel ha marcado la política del reparto en las negociaciones y acuerdos entre los partidos, produjeron una importante zona de oportunidad que ha sido aprovechada por los sectoressociales  más conservadores, que se han afianzado en los tres poderes del Estado.

Tanto es así que los poderes Ejecutivo,  Legislativo y Judicial tocan de manera armoniosa una sinfonía letal, que se lleva consigo las defensas de las mujeres, los jóvenes y los dominicanos y dominicanas descendientes de haitianos, quienes constituyen las poblaciones más vulnerables del país.

Finalmente, la política de crecimiento económico, basada en el endeudamiento, está provocando el sistemático aumento del déficit fiscal, y con este, la reducción de las oportunidades de elevar la productividad del país.

Mientras el Congreso constituido en Asamblea Nacional le da carácter constitucional a la penalización del aborto, el Poder Ejecutivo les niega a las mujeres la educación sexual a través de la educación pública, y tampoco les facilita el acceso a métodos de planificación, como son los condones.

El Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de la Juventud, despilfarra millones de pesos en acciones que en nada contribuyen a la ampliación de oportunidades de los jóvenes en situación de pobreza, al tiempo que el Congreso endurece las penas a los que entran en conflicto con la ley y la policía los acosa, cuando no los asesina impunemente.

En otro orden, el Poder Ejecutivo termina apoyando de manera militante una sentencia del Tribunal Constitucional que se lleva consigo los derechos adquiridos de decenas de miles de dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana.

Finalmente, la política de crecimiento económico, basada en el endeudamiento, está provocando el sistemático aumento del déficit fiscal, y con este, la reducción de las oportunidades de elevar la productividad del país.

Quizá sea esto lo que tenga que pasar. Que los afectados por los déficits de esta democracia dejen de ser principalmente las mujeres, los jóvenes y los descendientes de haitianos y los síntomas se sientan con igual fuerza en la clase media alta y los sectores productivos, cuando se reduzcan aún más los mercados por los resultados de esta democracia enferma.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.