José Arias


¡Paremos de sufrir!

Sí, los que deseamos vivir en un país decente, debemos parar de sufrir. Por lo menos, a mí me toca parar de sufrir ¡pero ya!

Lo digo por las nefastas e insólitas declaraciones de la Excelsa Dama y presidente de la Cámara de Cuentas, Licelot Marte de Barios: "con los fondos distraídos, se podría fundar otra República Dominicana".

¡Paremos de sufrir! , señoras y señores, nos acaban de decir que no hay nada qué hacer. O mejor dicho, nos acaban de confirmar, sellar, subrayar, rectificar y establecer como bueno y válido que la corrupción es la norma y que nosotros solo estamos aquí para aportar impuestos y cumplir cabal y obedientemente las leyes.

 El país decente es una quimera. Una utopía pendeja sin sabor, como la tayota. 

Claro, eso es lo que nos toca, portarnos bien,  para el disfrute del funcionariado necesitado de helicópteros, aviones y yates privados, villas en  playas y montañas y, no podía faltar,  cuentas bancarias multimillonarias en  el exterior.

Por eso, ¡paremos de sufrir!, ¡estamos equivocados! El país decente es una quimera. Una utopía pendeja sin sabor, como la tayota. Es una antigualla. Todo lo que nos enseñaron nuestros maestros, abuelos, padres, todo lo que nos hicieron leer y considerar como sano y  bueno para nuestro bien y el bien común es sencillamente pura  basura. Sueños de gente ingenua que cuando tiene la oportunidad no se roba medio país, "como debe ser"

Ya es hora de que paremos de sufrir, ellos tienen la razón, nosotros estamos equivocados. Yo, por lo pronto, cuidaré mi corazón...

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.