Política es todo


La oscuridad del presente

En el presente, la cercanía de los acontecimientos tiende a nublar la visión y el entendimiento,  convirtiendo en ciegos momentáneos a sus principales protagonistas.  La ceguera se hace evidente en la agudización de su torpeza, tropezando con los mismos errores, una y otra vez, hasta que distanciado el hecho, la niebla se disipa, pero es posible que ya sea muy tarde.

Es así que la sociedad dominicana presenció cómo se disolvía el contrapeso entre los tres poderes del Estado, sin ver la conformación de una nueva estructura de poder hegemónico, en manos de una élite política.

Todo este escenario ha sido creado delante la mirada nublada de una sociedad incapaz de apreciar en la cercanía la realidad.

Fueron testigos de primera fila de la conformación del nuevo poder judicial, proceso en el que primó como criterio principal de elección la cercanía con el expresidente Leonel Fernández. La ética fue sustituida por la historia personal conjunta, así como por la lealtad probada.

Un presidente que llegó montado sobre los hombros de los responsables de producir un histórico déficit fiscal que sin duda ha hecho más pobres a los dominicanos y dominicanas.

Mientras tanto, a la policía nacional se le quitan funciones  que son  asignadas  a las Fuerzas Armadas, produciendo una suerte de militarización de las políticas de seguridad ciudadana.

Todo este escenario ha sido creado delante la mirada nublada de una sociedad incapaz de apreciar en la cercanía la realidad.

Quizás no sea suficiente el hecho de que la ética de la Administración Pública siga bajo la responsabilidad de uno de sus principales infractores; o que el 75% de los puestos diplomáticos sean botellas.

Estas realidades de hoy están demasiado cerca como para que la sociedad las vea. Tendría el tiempo que hacer su trabajo, consolidando las estructuras de poder, hasta que la contundencia de su peso caiga en la cotidianidad de la sociedad, disipando la oscuridad del presente. 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.