Política es todo


Desasqueroseando la política

Años de ver a los partidos políticos poniéndose de acuerdo para repartirse el Estado, mientras el país caía a pedazos, generaron una suerte de asco entre las organizaciones de la sociedad civil hacia las organizaciones políticas.

Es así que las organizaciones y el movimiento social en la República Dominicana desarrollaron una gran desconfianza en los partidos políticos, consecuencia de la actitud instrumental de estos, centrados en su propia reproducción en el poder y olvidados de las más elementales demandas de la sociedad.

El resultado ha sido el debilitamiento de los partidos políticos. La distancia entre estos y las organizaciones sociales vació sus agendas. Desconectados de los intereses de la ciudadanía, viejos y nuevos, perdieron la capacidad de dialogar fuera de sus fronteras organizativas.

Y es que la política se limpia con el trabajo de todos y todas. 

Por otro lado, las organizaciones sociales, carentes de instrumental político que les posibilite generar presión en los espacios de toma decisión del Estado, corren el riesgo de desgastarse mientras sus demandas no obtienen respuestas.

La coyuntura electoral y la construcción de fuertes corrientes de opinión pública,  han sido los soportes de las luchas libradas por las organizaciones sociales.

El logro que constituye el compromiso asumido por el actual gobierno en lo que respecta al 4% del PIB  para la educación, no hubiese sido posible sin una coyuntura electoral que lo propiciara.

Los resultados finales de las pasadas elecciones presidenciales nos dan una competencia cerrada, en la que el Partido de la Liberación Dominicana ganó gracias a las alianzas y al uso de los recursos del Estado, por lo que el nuevo presidente, necesitado de fortalecer su legitimidad, abraza una demanda que caló en la opinión pública nacional.

No obstante, hay que recordar todas las demandas de inconstitucionalidad  interpuestas ante la anterior Suprema Corte de Justicia, por incumplimiento de la ley de educación y que nunca tuvieron respuesta.

A las demandas de la sociedad civil de que el Congreso cumpliera con la ley de educación, los legisladores solo prestaron oídos sordos.

Todo lo anterior evidencia la necesidad de fortalecer el compromiso de las organizaciones políticas con las demandas de las organizaciones sociales y eso pasa por el establecimiento de acuerdos transparentes, que respeten las identidades, tanto de las organizaciones sociales como de los partidos políticos.

Y es que la política se limpia con el trabajo de todos y todas. 

 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.