Política es todo


Que le devuelvan su sangre

Cuando el presidente Danilo Medina declaró que los reclamos y protestas contra el director de  general de Ética e Integridad Gubernamental por falsear su declaración jurada de bienes, omitiendo importantes propiedades a su nombre, como lo señalaron diferentes fuentes noticiosas, obedecen a que se quiere sangre,  da a entender que constituiría un sacrificio para este gobierno el establecimiento de consecuencias  por la infracción cometida por Marino Vinicio Castillo, alias Vincho.

Sin duda, la sangre es un líquido vital responsable, entre otras cosas, de transportar el oxígeno a todos los órganos del cuerpo, por lo que es imprescindible para la vida. Traducida a la gestión pública, la sangre serían los recursos que tendrían que hacer posible que la gente reciba salud y educación de calidad; más seguridad ciudadana, agua potable y energía eléctrica de bajo costo, entre otros.

La sociedad dominicana está drenada y reclama que le devuelvan su sangre.

Por tanto, resulta cierto que la sociedad dominicana  quiere sangre, pero la suya, ya que la corrupción y la ineficiencia han drenado la fuerza vital del país, privando a sus hombres y mujeres de las oportunidades necesarias para vivir sin pobreza y contar con servicios públicos de calidad.

Y servicios provistos por unos servidores públicos que deben apegarse a un comportamiento ético cuyo garante se convirtió en un violador de la ética que debe asegurar.

Entonces, con qué moral Vincho Castillo combatirá el nepotismo, el uso de los recursos públicos con fines electorales, entre otras infracciones, cuando es el primer violador del código de ética con lo que drena la fuerza vital de la sociedad dominicana.

La sociedad dominicana está drenada y reclama que le devuelvan su sangre.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.