Política es todo


La idologización de Juan Bosch

La idologización de Juan Bosch se ha vuelto una retranca para la evolución política del país.  Convertido en una divinidad por ciertos sectores ligados a quienes ostentan el poder político en este momento, se ha vuelto una herejía cuestionar ciertos aspectos de la participación política del expresidente.

En momentos en que los diversos grupos políticos, especialmente de la oposición, se tropiezan de manera sistemática con los mismos errores, se hace imprescindible la revisión crítica de la historia política dominicana, así como de sus principales actores.

Un partido de cuadros, en el que los mejor formados decidirán los destinos de una sociedad con bajo nivel de educación.

Poner al desnudo el proyecto político de Juan Bosch de manera crítica pudiera arrojar luz sobre la enorme distancia que en estos momentos experimentan en términos orgánicos el Partido de la Liberación Dominicana, PLD y los sectores populares.

La masificación del PLD no se ha traducido en mayor nivel de inclusión y poder de los sectores populares en dicha entidad, más bien se ha reducido a una participación  puramente electoral, que entre elecciones y elecciones se sostiene en relaciones clientelares.

La instrumentalización de los sectores populares dentro del PLD se debe, entre otras cosas, a que  éstos no fueron parte del partido en sus inicios, como tampoco lo son ahora.

Lo cierto es que si bien Bosch se consagra como una figura ética en la política dominicana, su proyecto fue profundamente elitista, ya que entendía que un grupo de hombres y mujeres elegidos serían los que harían posible la democratización y el desarrollo del país, descartando la participación protagónica de los sectores populares.

Un partido de cuadros, en el que los mejor formados decidirán los destinos de una sociedad con bajo nivel de educación. Esta idea, si bien no forma parte del discurso de la mayoría de los partidos políticos que son entendidos como progresistas, sus propuestas políticas carecen de una vida orgánica que involucre a los sectores populares.

Y es que en los últimos 50 años el acontecer político nacional fue tocado por el liderazgo de Juan Bosch, de tal manera que la mayoría de los partidos políticos de oposición o fueron creados por Bosch o quienes los dirigen tuvieron vínculos con las organizaciones creadas éste.

Hay que bajar a Juan Bosch del altar en que ha sido puesto y permitir que la sociedad dominicana aprenda realmente de su legado.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.