Matices


¿Lucha contra la delincuencia?

La República Dominicana no vislumbra en el horizonte voluntad para detener la politiquería que facilita el enriquecimiento  personal en detrimento del erario público. Cada vez son más las personas que optan por delinquir obviando la búsqueda de la realización personal que implica procesos de formación, capacitación, trabajo y esfuerzos permanentes de superación.

Debido al aumento de la delincuencia,  el presidente Danilo Medina ha puesto en marcha un plan de seguridad ciudadana para combatirla. Pero para hacer creíble el plan y lograr impactos tangibles hay que concitar el apoyo de la ciudadanía, poniendo como punto de partida proteger las arcas del Estado frente al provecho irracional de los funcionarios.

Llegar a dirigir una institución del Estado es visto como una oportunidad de acumulación originaria y de fuente infinita de enriquecimiento ilícito.

Se ha demostrado que una de las causas principales de la descomposición social de nuestra realidad es la falta de oportunidades que les está brindando el sistema en que vivimos. Pero también, hay que desterrar el problema de la corrupción que es el primer ingrediente pernicioso.

Llegar a dirigir una institución del Estado es visto como una oportunidad de acumulación originaria y de fuente infinita de enriquecimiento ilícito. Frente a esta preocupante realidad, hasta ahora las políticas públicas no facilitan la planificación y puesta en marcha de un proyecto de vida según los modelos socialmente aceptados, y se abandona en gran medida la responsabilidad que conlleva la administración de las instituciones gubernamentales como agencias de servicios.

En cierta forma, estamos dejando la política en manos de unos cuantos aviesos que ven en el Estado la vía más idónea para hacer riquezas y trascender económicamente, degenerado con ello el ejercicio de la política.

Lo cierto es que concomitantemente con la agudización de los sociales, también en el Estado se ha producido un agravamiento de la  corrupción. Esta es una percepción global. Siguen impunes los ladrones de cuello blanco. El desfalco y el dolo se practican como estrategias para proyectos políticos de futuro; y crear plataformas económicas. 

Estas prácticas negativas, junto a los problemas estructurales que padecemos están desdibujando nuestro proyecto de nación.  Es imposible resolver el problema de la delincuencia común  si el plan de seguridad ciudadana no se hace acompañar de una estrategia efectiva de lucha contra la corrupción y la pobreza.

El voto de confianza a Danilo Medina no es eterno.  Presidente,  adicione al plan contra la delincuencia, un renglón que intervenga al Estado para acabar de una vez y por todas con la politiquería; y para que se descontinúe la práctica de administrar las instituciones del Estado con el permiso de buscársela fácil. 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.