Francisco Rojas Castillo


La economía la perdió, pero la ganó la tecnología

La década de los ochenta fue llamada la década perdida por los economistas y políticos de América Latina en alusión a la crisis económica de deudas externas impagables, grandes déficits fiscales, altas tasas de inflación y desaparición del tipo de cambio fijo con devastadoras devaluaciones monetariasen la mayoría de los países de la región.La década perdida fue también la del auge del merengue en la República Dominicana y la década cuando prendieron los 10 inventos que han revolucionado el estilo de vida de más de 70% de la población mundial.

Mientras la economía  perdió la década de los ochenta, la tecnología de información y comunicación (TIC) la ganó con un progresivo crecimiento y la entrada  triunfal en la vida de la humanidad.

En la década perdida se inició la carrera digital en el mundo con la introducción al mercado de la computadora personal (PC) (1), la cual constituye el centro neurálgico de la era digital. International Business Machines (IBM) rebajó los precios  de las PC para llevarlas al alcance de las pequeñas empresas y de los hogares de ingresos medios. Luego  entró en el mercado Microsoft, con  Windows y sistema operativo universal, adueñándose del mercado y facilitando el consumo masivo de computadoras personales. La PC, invento de los 80, le cambió vida a la gente.

Mientras la economía  perdió la década de los ochenta, la tecnología de información y comunicación (TIC) la ganó con un progresivo crecimiento y la entrada  triunfal en la vida de la humanidad.

Aunque desde la década de los cincuenta se podía gravar todo lo que aparecía en televisión y las películas del videoclub, fue en los ochenta cuando la grabadora de video (2) prendió y se hizo popular en el mundo pasando a formar parte de la historia de la tecnología doméstica y hoy día casi no existe nadie que no tenga algún aparato de reproducción de video.

Asimismo en la década perdida progresó la consola de videojuegos (3). En los ochenta fue cuando los videos juegos comenzaron a parecerse más a la realidad, construyendo entornos virtuales tan vívidos que sumergen en la acción al jugador.

En la década perdida se inventó el módem (4) que fue la primera vía de conexión del  mundo con internet; se inventó el mouse (5) (el ratón de la computadora), que revolucionó el uso de la computadora; se inventó la impresora láser (6),disparando el avance  de la impresión, logrando el máximo rendimiento en las operaciones de impresión de miles de oficinas.

La computadora portátil (7) (laptop), la cámara digital (8), el teléfono móvil (9) y el smartphone (10), también prendieron en la década de los ochenta,  con los cuales se inició un cambio profundo en el estilo de vida de la humanidad, proyectado al mundo de hoy,  donde hay millones de  personas que dedican más de ocho horas diarias al uso de la computadora portátil; que  no pueden prescindir ni un momento de su teléfono móvil y que no pueden viajar sin una cámara digital, siendo estos aparatos electrónicos parte la vida de gente.

 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.