José Arias


Un peso invisible aplasta nuestras sienes…

¿Ustedes no sienten que en los últimos días, un peso invisible aplasta nuestras sienes? ¿Ustedes no  tienen la impresión de que Alguien se burla, abusa y decide nuestras vidas individuales y colectivas en casi todos los órdenes? ¿Nos acercamos a días funestos o estamos dentro de días funestos y no lo sabemos?

Crece en mí y no lo puedo evitar, esta sensación de ahogo, de anteojeras forzadas, de sonrisas  falsas, de que Alguien ha decidido que solo a través de la corrupción, el tráfico de influencias, las prebendas y las respectivas loas al Jefe se puede alcanzar estatus, movilidad social e incluso una vida decente y digna.

Solo cuando Balaguer sentía lo que siento ahora: que vivo en represión pero  ya no  es policial, militar ni mucho menos ideológica.

No me gusta esta encerrona, esta emboscada, este callejón sin salida. Este aplastamiento de sienes, esta tierra del rey de las mentiras y sus lacayos adoradores.  Conmigo todo, sin mi nada, yo soy el que sé y tu solo estas aquí para servirme y sumarte a mi Verdad.

Solo cuando Balaguer sentía lo que siento ahora: que vivo en represión pero  ya no  es policial, militar ni mucho menos ideológica.

Esta es una represión silenciosa, soterrada, pérfida que atraviesa todo y a todos. Una represión que consiste en una vida más cara, servicios públicos ineficientes y caros, sin sanciones legales contra los que infringen las leyes, inseguridad ciudadana, entrega de nuestros recursos naturales y mucha insensibilidad, mucho y todo esto porque  Yo soy la Ley, yo la hago, me la como y la digiero y ustedes están para recoger mis basuras y hacerlas válidas en su vida cotidiana.

Alguien ha secuestrado este país y no lo sabemos, o no lo queremos saber, seguimos aquí, en nuestras burbujas de confort, creyéndonos parte de un todo cuando no somos parte de nada,  si, no somos parte de la casta y Alguien ha decidido colocarnos en el apartheid correspondiente de desahogos por twitter y protestillas de niños bien que solo provocan sonrisas y miradas por encima del hombro hacia todo lo que osa cuestionar, insisto, su Verdad.

Sin ahondar en sus convicciones filosóficas e ideológicas, me hago la siguiente pregunta: ¿Prefirió Amaury inmolarse en su cueva del kilómetro 15 de Las Américas a vivir arrodillado ante los reyes de mentira de turno? ¿Sabía que este entramado social, político  que inauguramos en 1844 nació fallido, sodomizado, cobarde y definitivamente aplastado?

 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.