Política es todo


Procesos electorales justos

El fortalecimiento de la democracia dominicana, pasa por la realización de comicios electorales justos, que posibiliten la decisión de las mayorías y la participación equitativa de las minorías.

Independientemente de las debilidades  y fortalezas de las organizaciones políticas, las reglas de juego que hoy regulan los procesos electorales, así como la conformación de las instituciones responsables de gestionarlos, impiden elecciones cuyos resultados gocen de la confianza de toda la sociedad.

Las reglas de juego deben posibilitar que los territorios desarrollen nuevas organizaciones políticas con alcance local, dándole el suficiente peso a la representación municipal.

En ese sentido, se debe permitir que las organizaciones políticas participen con alcance regional y que la representación municipal siga garantizando  el reconocimiento de los partidos políticos.

Se está a tiempo de producir leyes de partido y de régimen electoral que resulten del consenso de la sociedad dominicana.

Por otro lado, se entiende que el 2 % mínimo exigido  para mantener el reconocimiento es difícil de alcanzar, sobre todo en las primeras participaciones electorales, por lo que su reducción a un 1% , por lo menos para las dos primeras ocasiones,  daría un mayor  tiempo para el fortalecimiento de las nuevas organizaciones políticas.

Las reglas de juego de la vida política deben contribuir con la reducción de sus costos y con una distribución más equitativa de los fondos públicos. Para ello habría que eliminar, entre otras cosas, el requisito de contar con un local en cada uno de los municipios cabecera, ya que esto encarece la participación política de las organizaciones. Más que el local, se debe exigir presencia real, lo que se expresa en una cantidad de miembros, ya sea por municipio o por provincia.

Pero también se debería incrementar, por razones de equidad,  el porcentaje de recursos públicos asignados de un 20 a un 30 % y el proporcional llevarlo de un 80 a un 70%. La enorme desigualdad económica perpetúa las distancias políticas y resta peso a otros instrumentos de campaña como la agenda política y las estrategias de acercamiento a la población.

Ir a un proceso electoral con la actual conformación de dichas instituciones, cuyos miembros son el resultado de la lógica del reparto y de la lealtad a un grupo político determinado, es un pasaje seguro a una crisis política.

Se está a tiempo de producir leyes de partido y de régimen electoral que resulten del consenso de la sociedad dominicana. Para ello hay que garantizar que su discusión cuente con la participación de los diferentes sectores sociales y políticos, como de los territorios, ya que la discusión no debe quedarse entre Santo Domingo y Santiago, debe involucrar al resto de las provincias.

Para la democracia son igualmente relevantes la justeza de sus reglas de juego como la credibilidad de quienes deben aplicarlas. En ese sentido, la falta de credibilidad de la que hoy padece la Junta Central Electoral (JCE) encabezada por Roberto Rosario, así como el Tribunal Superior Electoral (TSE) es irrecuperable.

Ir a un proceso electoral con la actual conformación de dichas instituciones, cuyos miembros son el resultado de la lógica del reparto y de la lealtad a un grupo político determinado, es un pasaje seguro a una crisis política.

Se está a tiempo de evitar otro trauma electoral.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.