Política es todo


La JCE y el precio de las mentiras institucionales

El pasado 21 de febrero, la sociedad dominicana fue testigo de la decisión del presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario, de enviar aproximadamente 19,015 expedientes  de registros de nacimiento de hijos e hijas de madres haitianas a la Dirección General de Migración.  

La decisión es a todas luces es ilegal, como lo planteara el miembro de la JCE, Eddy Olivares en su voto razonado. Según Olivares existen razones constitucional que llaman al organismo a asumir la responsabilidad de las actas de nacimiento y a no delegar esas funciones en nadie más.  

La doble mentira de Rosario, cuando presenta unos expedientes que no existen, ya que solo se tiene el inventario; para luego anunciar el envío de estos a migración, solo puede provocar la vergüenza de ser desmentido

Pero  ¡oh, sorpresa!, días después el director de Migración, José Ricardo Taveras, declaró que la JCE no le había remitido los expedientes, como lo había anunciado Rosario Marques, quien incluso los había presentado en la reunión del pleno. Tal parece que los expedientes presentados por Rosario no exitieran, ya que nunca llegaron a Migración.

Lo que si existe es un inventario que realizara el miembro de la JCE, José  Ángel Aquino, coordinador de la comisión de oficialías. Dicho inventario, realizado en las diferentes oficialías del país, consiste en un listado de registro de hijos e hijas de extranjeros, donde figura el documento utilizado por la madre para  realizar la declaración de nacimiento. Dicho inventario es el que arroja el dato de los 22,673 casos de declaraciones de no residentes. 

El inventario antes mencionado contribuye a evidenciar  la importante cantidad de personas que se encuentran con sus vidas detenidas, en condición de apátridas, que es donde los ha colocado la JCE. 

La doble mentira de Rosario, cuando presenta unos expedientes que no existen, ya que solo se tiene el inventario; para luego anunciar el envío de estos a migración, solo puede provocar la vergüenza de ser desmentido como lo hiciera en su momento  Taveras  cuando declaró que no había recibido nada.  

En esta semana el presidente de la JCE rendirá cuentas ante el Congreso, momento que debe ser aprovechado para desentrañar la verdad, pero sobre todo, para que la JCE se avoque a dar solución de un problema que es su responsabilidad y deje de intentar ocultarlo en una caja de mentiras. 

Y es que las mentiras, cuando se vuelven institucionales, tienen la capacidad de cobrar vidas. 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.