Francisco Rojas Castillo


Cambio en la estructura económica

Las actividades económicas se agrupan en tres grandes sectores productivos: agropecuaria, industria y servicios, los cuales a su vez se componen de subsectores y ramas de actividades.

El sector agropecuaria está constituido por la producción de: arroz, cultivos tradicionales de exportación (caña, café y cacao), otros cultivos (granos, frutales, hortalizas, tubérculos y otros), ganadería, silvicultura y pesca.  Las industrias las componen las actividades de  explotación de minas y canteras, manufactura local (elaboración de productos de molinería, elaboración de azúcar, elaboración de bebidas y productos de tabaco, fabricación de productos de la refinación de petróleo, otras industrias manufactureras), manufactura de zonas francas (fabricación de productos textiles y prendas de vestir, otras zonas francas), y construcción.

Los servicios están compuestos por los siguientes subsectores: energía y agua; comercio; hoteles, bares y restaurantes; transporte y almacenamiento; comunicaciones; intermediación financiera, seguros y actividades conexas; alquiler de viviendas; administración pública y defensa; seguridad social de afiliación obligatoria; enseñanza; salud  y otras actividades de servicios.

En 20 años la estructura económica de la República Dominicana ha cambiado significativamente. De una economía donde el producto interno bruto (PIB) se originaba en más de un 50% de las industrias y la agropecuaria ha pasado a ser una economía preponderantemente de servicios, básicamente de las actividades de comunicación, comercio,  hoteles, bares y restaurantes y transporte.

Hoy día la cantidad de recursos que los dominicanos gastanen comunicación excede al valor de la producción de arroz, habichuelas y carne y resto de la producción agropecuaria, cambiando así no solo la estructura económica, sino también el estilo de vida de la población.

Las actividades agropecuarias han reducido su participación en (PIB) de 11.6% en el año 1993 a 7.6% en el año 2012; de forma similar ha ocurrido con las industriales, su participación se redujo de 32.3% a 25.6% durante el mismo período. Estos dos sectores unidos han perdido10.7 puntos porcentuales en supeso en el PIB.

Mientras la participación de las agropecuarias y las industrias se ha reducido, los servicios la han incrementado de 47.6% en el año 1993 a 52.7% en el 2012. Esto significa que actualmente más de la mitad del PIB tiene su origen en los servicios, lo cual está determinado fundamentalmente por la comunicación, cuya participación se incrementado de 2.4% a 16.2% durante los últimos 20 años, o sea que ha multiplicado casi por 7 en el referido período.

Actualmente la participación del subsector comunicación en el PIB (16.2%)  supera en  más de dos veces a la de sector agropecuario (7.6%), es decir, que el gasto de la economía dominicana en instalación de  nuevas líneas telefónicas,  en llamadas telefónicas,  en internet, tele cable y en aparatos de comunicación es más del doble del valor de la producción total arroz,  habichuelas, guandules y demás productos agrícolas y productos pecuarios (pollo, cerdo, res y huevo).

En consecuencia, los impuestos a la comunicación en República Dominicana  tienen mayor impacto negativo en la canasta familiar que el impacto positivo de la exención de los impuestos a la  producción de alimentos de origen agropecuario, pues el dominicano compra más minutos, celulares y servicio de tele cable que comida.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.