Matices


Presidente, no se equivoque con la Barrick

Han pasado algunos días desde la declaración del presidente Danilo Medinas sobre la intención del Estado de renegociar el contrato con la Barrick Gold. La mayoría de los dominicanos, más allá de la militancia peledeista, apoyó al presidente en este propósito. Por eso es normal que la ciudadanía espere  información oficial de este proceso, pero todavía no se conoce nada concreto.

Es probable que se estén tomando providencias antes de actuar; es posible que se estén evaluando  opiniones de especialistas antes de dar el siguiente paso. De lo que no nos cabe la menor duda es que la renegociación del contrato suscrito con la Barrick no debe ser dilatada. El compromiso asumido por el presidente ante toda la nación no debe postergarse por ninguna razón.

El pueblo ya habló. Hay que revisar el contrato con la Barrick Gold. La sociedad está pendiente y esperanzada en que el presidente Medina mantenga la firmeza mostrada en su discurso del pasado 27 de febrero

En la revisión del contrato con la Barrick, el Estado debe valorar también los inconvenientes que ha generado esta empresa extranjera en nuestro suelo. No solo por su historial de prácticas empresariales negativas que tienen que ver con el medio ambiente, sino también, por posibles prácticas que lesionan hasta el propio sentimiento nacional de cada dominicano. Hago mención de esto último por la falta de claridad en su momento del supuesto impedimento de entrada de funcionarios del Estado a las instalaciones de la Barrick Gold para  investigar denuncias que atentaban, más allá del medioambiente, la vida misma de los trabajadores y la de los moradores de las comunidades circundante.

El gobierno no debe prestar atención a presiones que sugieren que la inversión extranjera en el país bajaría por el temor a la pérdida de beneficios debido a los posibles cambios o revisiones a contratos. La inversión extranjera continuará llegando porque somos uno de los países subdesarrollados que ofrece a los inversionistas de grandes capitales mejores beneficios fiscales, en relación a los que les ofrece el grupo de países desarrollados a los que pertenecen esos capitales.

Es lamentable que mientras los beneficios que  los inversionistas extranjeros dejan son insignificantes, el país les ofrece oportunidades para la inversión con costes mínimos y beneficios máximos: costos fiscales favorables, leyes ambientales de “media tinta” y la disposición de una mano de obra barata.

Las negociaciones con inversionistas extranjeros deben desarrollarse en condiciones de igualdad. Generalmente, países como el nuestro, cuando negocian, llevan las de perder. Las operaciones de capital extranjero solo nos favorecen con  unos cuantos empleos empleo y un poco de recursos provenientes de los impuestos, que muchas veces no se corresponden con los beneficios de inversión.

El pueblo ya habló. Hay que revisar el contrato con la Barrick Gold. La sociedad está pendiente y esperanzada en que el presidente Medina mantenga la firmeza mostrada en su discurso del pasado 27 de febrero. El pueblo no aceptará otra equivocación en este mismo contrato. El presidente sabe que cuenta con el apoyo de la mayoría de los dominicanos en esta meta, sin que prime en ello el color de la bandera política a la que pertenecemos.

Manos a la obra presidente. Es interés del pueblo que se  inicie ya la revisión al contrato,  pero solo enfocándose en el reajuste  de pago. Es de interés del pueblo que también se revise lo referente al compromiso social e institucional de la empresa extranjera con la protección del medio ambiente. Finalmente, es interés del pueblo que se evalué  cuál ha sido la práctica general de la Barrick Gold en el tiempo que lleva operando en el país. 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.