Palabras profanas


Salarios indecentes

Quizás todo esto se pudo haber previsto si se piensa en la infinita capacidad de los gobiernos dominicanos para convertir hasta algo positivo, en este caso la aprobación del 4% para la educación, en un problema.

Con la entrada en vigencia del 4%, el Ministerio de Educación pasa a manejar un presupuesto de RD$99,648 millones, un 70% superior a los RD$58,524 millones que manejó en el 2012. Sería lógico pensar que  este nuevo presupuesto traería alivio a la difícil vida de un maestro dominicano, pero la realidad es otra: lo que se ofrece es una subida de un 20% que se vería absorbida por la inflación acumulada en muy poco tiempo.

Una gran parte de los salarios de la nómina pública son de miseria, aunque, como todos sabemos, también los hay de opulencia, difícil es saber qué resulta más indecente.

El salario base de un profesor dominicano por tanda es de poco menos de RD$9,000, casi tres veces menos que el costo de la canasta familiar básica que calculó el Banco Central para 2011, de RD$24,000. Ese salario de miseria obliga al 60% a tener que trabajar dos tandas, lo cual le resta significativa calidad a la enseñanza.

Muchos alegan que debido a la baja calidad del docente promedio, un aumento del 100% resulta una extravagancia (habrá que pensar en la “calidad” de los diputados que se auto-aumentan sus sueldos cada vez que lo consideran necesario), sin embargo lo que resulta realmente insensato es exigirle un buen trabajo a un trabajador con remuneración de indigente, a la vez que no se ofrece una verdadera alternativa de capacitación y actualización.

La dignificación de los salarios tendría un efecto a futuro ya que incentivaría a la pedagogía a miles de estudiantes que, aun gustando de la enseñanza, se ven desmotivados porque saben que ser maestro equivale a morir de hambre.

Una comparación odiosa pero simple es que el salario diario de un profesor de escuela pública estadounidense casi alcanza el del profesor dominicano durante todo un mes (US$200/día, RD$8,970/mes). Reconozco que hacer comparaciones entre Estados Unidos y la República Dominicana es muy traído de los moños, pero creo que a fin de cuentas es válido, contando que los beneficios de un senador dominicano superan con creces los US$173,000 al año de cualquier senador gringo.

Una gran parte de los salarios de la nómina pública son de miseria, aunque, como todos sabemos, también los hay de opulencia, difícil es saber qué resulta más indecente. Mientras esta sea la realidad lo que mejor podrá enseñar un profesor de escuela pública a sus estudiantes es cómo sobrevivir con 10,000 pesos al mes.

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.