Francisco Rojas Castillo


Consecuencias de una absurda gestión política

En medio de una economía golpeada por una de sus crisis de mayor impacto económico y político, la quiebra fraudulenta del Banco Intercontinental (BANINTER) en el año 2003, el actual presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas Maldonado creó un proyecto político personal llamado MVP que en el año 2008 contó con el apoyo de alrededor del 90% de los dirigentes y miembros del partido opositor. Desde su posición de secretario de de Obras Públicas y Comunicaciones, en el gobierno de Hipólito Mejía, con los cuantiosos recursos que manejaba esa dependencia, Vargas Maldonado organizó una estructura política con miras a postularse como candidato  a la presidencia por el PRD en el momento más oportuno.

Cuando se presentó como precandidato presidencial, siendo apenas un miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y de la Comisión Política del PRD, era respaldado por más del 80% de los dirigentes y por cerca del 90% de los militantes, apoyo que nunca antes había logrado ningún líder de este partido. Con alarde decía “únanse todos, que yo les gano 80 a 20”.

Todos los dirigentes que el actual presidente del PRD excluyó ilegalmente del CEN, los que suspendió o botó arbitrariamente  de la organización, los diputados que renunciaron del PRD al valorar la imposibilidad de un entendimiento entre él y sus adversarios internos, los miembros y militantes de toda la vida, le ofrecieron su apoyo decidido, resuelto y sin reservas para que fuera candidato y presidente en las elecciones del 16 de mayo del año 2008, para que fuera presidente del PRD en la convención nacional del 2009 y muchos de ellos lo apoyaron para que fuera candidato de nuevo para las elecciones del 2012.

Los dirigentes y  militantes del PRD creían que Vagas Maldonado era la posibilidad de regresar al poder en las elecciones del 2008  y por ello contó con el apoyo completo de los perredeístas, de arriba y abajo. Perdió las elecciones y de manera inmediata aspiró a la presidencia del PRD porque se le metió en la cabeza que era conveniente que el candidato sea al mismo tiempo presidente del partido, lo cual no había ocurrido nunca antes. Los dirigentes del partido crearon las condiciones para dar paso a esta apetencia.

Pero ¿qué pudo haber ocurrido que de un apoyo cercano al 90% de la militancia haya caído a menos de 15%? ¿Qué pudo haber ocurrido que con el control de todos los organismos del PRD, haya perdido el apoyo de la mayoría de los dirigentes de esos organismos? ¿Qué pudo haber ocurrido que los directores de los principales organismos del PRD (secretaría general, secretaría de organización y secretaría electoral) les hayan retirado su apoyo. ¿Es que todos están locos y han actuadode manera absurda, contrario a la lógica política?

La respuesta a estas interrogantes las saben hasta los chinos de Bonao. Sin embargo hay muchos analistas políticos que tratan de explicar lo ocurrido al margen del comportamiento político del presidente del PRD. El origen de la caída de un 90% a menos de un 15% de apoyo del pueblo perredeista  a su presidente, se encuentra en la absurda gestión de las responsabilidades políticas que le fueron confiadas. Esto se manifestó desde el momento en que siendo presidente del PRD se apandilló con un grupo de manera descarada y torpe, imponiendo candidatos a posiciones dentro del partido o a cargos congresuales y municipales.

Su absurda de gestión política se demuestra en el incumpliendo durante cuatro años con su deber de convocar de manera ordinaria a los organismos del partido (CEN y Comisión Política), su desconexión total con los comités municipales y zonales del PRD, su actuación de manera irresponsable en el único proceso electoral que le correspondió participar como presidente de un partido y, como si esto fuera poco, en su práctica reprochable  de confeccionar irregularmente el listado del CEN, entrando y sacando miembros de ese organismo como si fuera una lista de invitación a una fiesta de cumpleaños,

La más grave  consecuencia de esta absurda gestión política, la cual ha producido una de las crisis más traumática  en el PRD, pudiera ser que lo reduzca hasta convertir el jacho prendío en sillas rotas, a merced del veredicto del Tribubunal Superior Electoral (TSE) creado para decidir quiénes se quedarán con las sillas rotas dentro del partido hecho pedazos.  

 

Comentarios

Comentarios vía Facebook

Los comentarios en 7dias.com.do están sujetos a moderación. No se aceptan los comentarios que:

  • Contengan afirmaciones, enlaces, nombres o sobrenombres insultantes o contrarios a las leyes dominicanas que penalizan la difamación y la injuria.
  • Hagan acusaciones y no aporten datos comprobables.
  • Exalten la violencia o apoyen o insten a la violación de los derechos humanos.
  • Contengan alusiones discriminatorias por razón de la nacionalidad, sexo, edad, religión, opción sexual, militancia política o discapacidad.
  • Ataquen de manera denigrante a otros comentaristas de la misma información.
  • Contengan vulgaridades.
  • Contengan enlaces a espacios publicitarios, pornográficos o spam.
  • Insulten a nuestros periodistas, articulistas y blogueros.
  • Estén escritos con una ortografía que haga presumir que las faltas fueron cometidas de manera intencional.
  • 7dias.com.do se reserva el derecho de no publicar los comentarios que irrespeten estas normas, que son indicativas pero no limitativas. Nuestro deseo es propiciar el intercambio democrático de ideas en un marco de respeto. Las opiniones vertidas en los comentarios no expresan las del periódico.

Sobre el autor

Economista consultor, especialista en formulación y evaluación de proyectos, evaluación de programas, análisis financiero y políticas públicas. Con posgrado en Iniciativa Productiva y Dirección en el Agro y en Fomento Agroindustrial. Licenciado en Economía y posgrado en Proyectos de Inversión.